Sometimiento, regla del MULT para regresar a San Juna Copala

Las palabras de Reyna Martínez Flores son una realidad que el gobierno no quiere ver, pues la mujer que se mantuvo en plantón una semana en las puertas de la “casa oficial” lo vivió, y es el sometimiento al cual el Movimiento Unificador de Lucha Triqui (MULT), los quiere tener a  todos quienes pertenecen a la región.

 

“En Copala hay paz como dice Rufino Merino, ellos viven en paz porque ya lograron apoderarse del pueblo, ellos son los que matan”, señaló la representante de uno de los grupos de familias desplazadas del Municipio de San Juan Copala.

Reina Martínez Flores, señaló que durante las pláticas que han sostenido con los representantes del MULT, las condiciones que les han puesto es permitir su regreso a la región es la firma de un documento en el que se comprometen acatar las reglas impuestas por la organización que liderara Heriberto Pasos Ortiz.

“Ellos quieren que nadie diga nada, Si matan a alguno de nosotros que nuestros familiares no saquen a la luz lo que ellos hacen y nosotros no estamos dispuestos a aceptar eso”, refiere la mujer que en su momento ha sido cuestionada por sus mismos compañeros por haber entregado su movimiento al gobierno del estado.

La representante de los indígenas triquis indicó que retiraron el plantón que mantenían en Casa Oficial pues las autoridades se comprometieron a revisar el tema y avanzar para garantizar su retorno a San Juan Copala.

Reiteró que no quieren algún beneficio económico, como tampoco se trata de un chantaje al gobierno del estado, simplemente exigen el respeto a sus derechos humanos, pues durante todo este sexenio lo único que tratan es de que se les regrese a su comunidad de origen después de la disputa que iniciaran los integrantes del MULT  y en lo que su momento fuera el MULTI.