Elecciones fallidas; todos perdemos

0
94

No había de otra y los gobiernos federal y estatal eligieron la opción de confrontar a los maestros. Pero la intervención federal llegó tarde en el sentido de que el proceso ya se manchó de sangre y que el daño ya está hecho. Vamos a una jornada comicial que será necesariamente parcial porque hay muy pocas posibilidades que se instalen casillas al cien por ciento y lo peor, es que se ha generado ya el escenario de miedo que alejará a los ciudadanos de las urnas. Todos perdemos.