Diplomado para combatir inequidad de género en la sección 22

0
34

“No se puede decir que construimos algo como magisterio oaxaqueño, en el que se habla de compromiso social. Si no se paga esta deuda histórica con las mujeres, tiene que haber equidad”

Así lo expresó la profesora Dalia Guzmán Vásquez, catedrática del Departamento de Formación y Actualización de docentes de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), quien formó parte del grupo organizador del Diplomado Formación de Genero para formadores de docentes.

“No podemos decir que desde nuestra organización gremial se fomente la equidad” aseguró la organizadora y detalló que existe en la sección 22 una expresión de desigualdad de género, pues los puestos directivos en educación básica están mayormente a cargo de hombres, lo mismo que la dirigencia sindical”

“En las carteras principales Organización y Secretaría general no ha llegado una mujer” explicó Guzmán Vázquez, sobre un magisterio oaxaqueño en el que casi el setenta por ciento de sus integrantes son mujeres.

La maestra detalló que, el objetivo del diplomado, que tuvo lugar del 24 de octubre del 2014 al 24 de enero del 2015, fue el darle a maestras y maestros que dan clases en las Escuelas Normales las bases para empezar a formarse una perspectiva distinta de cómo deben ser las relaciones entre hombres y mujeres y de ir construyendo una verdadera concepción de equidad.

“Reconocer que somos diferentes pero tenemos los mismos derechos. Las mujeres hemos tenido históricamente menos oportunidades y demasiadas desventajas de desarrollo profesional y personal”

“Con la formación actual, no se garantiza que se pueda tener un reconocimiento de esta desigualad, para eso se necesita educar la mirada” puntualizó.

Con 31 maestras y maestros que forman a futuros docente que a su vez formaran a niñas y niños de educación básica, prescolar, primaria y secundaria, concluyó un diplomado de los que asegura que se inscribieron en el Centro de Actualización del Magisterio.

“No hubo cheque adicional, no hubo presión por parte de sus directivos”

Organizado por Instituto de la Mujer Oaxaqueña y el Centro de Actualización del Magisterio, el diplomado comprendió la intervención de académicas de distintas instituciones, con obra publicada y trabajo realizado en distintos países y universidades.

Oresta López, del colegio de San Luis, especialista de temática de genero a partir del estudio de las maestras.

Belinda Arteaga de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) Ajusco, quien habló sobre los imaginarios sociales de las maestras. Trabajando los sexenios del cardenismo y del avilacamachismo como principios rectores de estos imaginarios donde se construyó un modelo de ser mujer, del que todavía se pueden encontrar reminiscencias en el actual magisterio nacional.

Adriana Rosales, con experiencia en diseño curricular y capacitación en temas sobre género y sexualidad. Muy ligada al Colegio de México y pionera en la temática en la UPN.

Y finalmente Martha Leñero, quien elaboró tres libros de texto para los maestros sobre la equidad de género en educación primaria, preescolar y secundaria.

Dalia Guzmán aseguró que, el propósito primordial del diplomado fue el de colocar el tema de género en las prioridades del magisterio oaxaqueño.

“Hay maestros que se están dando cuenta que, desde la curricula hay que actuar”

Sobre cuando habrá mujeres en puestos importantes de un sindicato magisterial compuesto en su mayoría por mujeres, la maestra consideró que resulta arriesgado mencionar tiempos .

“Una mujer en la dirigencia del sindicato no significaría una situación de igualdad para las mujeres, Hay que tomar caso de Elba Esther Gordillo. Que una mujer haya estado al frente del sindicato nacional no significó mejoras para las mujeres”

“Las mejoras para las mujeres, las hemos construido las propias mujeres desde abajo no desde el poder.”

Dalia Guzmán consideró que, ya es necesario que las mujeres que están abajo en la Sección 22 “reconozcamos que tenemos un trato discriminatorio y hagamos lo necesario por construir una igualdad”.