El que controla la semilla, controla la vida. Exposición sobre el maíz en el MACO

0
109

“Desde que empezamos vimos que había una ignorancia del tema del maíz. Cuando vas visitando comunidades te das cuenta, todos tenemos miles de teorías sobre cómo salvarlo, pero nadie los siembra más que ellos. El único que va poder realmente salvar el maíz es el campo, los campesinos”

Así definió Marietta Bernstorff, directora del Colectivo Mamaz (que comprende a doscientas mujeres artistas) el motivo esencial y temático que rige la serie de bordados que se presentaran este sábado 14 de junio, en el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO), a las 18 horas, dentro de la exposición Bio Arte Factos, Desgranar lentamente un maíz.

“Los campesinos platican de la semilla como un ser, de su sabor, el cómo lo van a usar, tienen mitologías sobre eso. Hay mucho más atrás que solo sembrar“ mencionó Marietta, para después reflexionar sobre la transnacional proveedora de productos químicos para la agricultura, Monsanto, y sus prácticas corporativas

“El que controla la semilla, controla la vida” recalcó Bernstorff. Comentó que en Estados Unidos siembran maíz como una fábrica y experimentan con muchos químicos. Causando con esto la preocupación de la gente a estar informados sobre que químicos son y qué efectos producen a largo y corto plazo sobre la salud de las personas .

“Nos tiene que preocupar que estamos comiendo. La problemática es tan severa que para sacar esa azúcar del maíz que tiene de todo, va a tardar años. Mientras se van a enfermar muchos niños. Todos los cereales que conocemos están hechos de maíz, las madres al darle cereal a sus hijos les están dando veneno. Es una bomba dentro del cuerpo.”

Respecto a la participación del colectivo Mamaz en la exposición, Marietta recordó que esta ya se ha presentado anteriormente en La Curtiduría y en el Museo de Historia Natural

“Antes era la artista que contaba la historia pero lo tenía que investigar, ahora fuimos al campo, y a las campesinas que saben sembrar, les mostramos como usar el arte para contar la historia”

Los bordados en tela sobre el tema del maíz fueron hechos por campesinas, artistas visuales, escritoras y curadoras. Con nombres que van desde artistas ya con una vasta y reconocida experiencia como Cristina Luna, Siegrid Wiese, Itzmali Coca, Mariana Gulgo o Miriam Ladrón de Guevara, hasta las mujeres bordadoras de San Francisco, Tanivet.

Al respecto, la curadora de la exposición, María Antonia González Valerio mencionó que la exposición del próximo sábado presenta una problemática que va desde los medios de producción técnicos y tecnológicos con los que se le da vida al maíz, hasta la manera en que esta semilla transforma la vida de la gente

Y agregó, “el maíz transgénico, el maíz producido con técnicas de laboratorio. Los criterios de selección de la exposición tienen que ver con poder hacer visible el amplio espectro del maíz, desde la domesticación del maíz nativo hasta su producción industrial como plástico”

La exposición comprende, además de los bordados de Mamaz, otras ocho piezas realizadas por los colectivos BiosExmachinA y Media lab, los artistas Minerva Hernández y Héctor Cruz, además de Lena Ortega y Alfadir Luna.

Su presentación comprenderá desde el uso de instalaciones con medios vivos, la exhibición de las semillas del maíz, pasando por su posterior germinación, hasta la inclusión de maíces crecidos ya convertidos en espiga. Así como presencia de un robot y un diorama.