Montan programa municipal en trabajo de particular

Por años el camellón lateral de la carretera Internacional, sobre la avenida Oaxaca en Santa Rosa Panzacola, lució abandonado y lleno de basura; ni una autoridad federal, estatal o municipal se había preocupado por mejorar su imagen visual pese a que esta se convierte en la zona de entrada a la ciudad capital.

La ampliación que hicieran de los carriles centrales de esta vía que comunica a la ciudad capital con la zona del Valle Eteco y de ahí hasta la ciudad de México, sólo fue relumbrón, toda vez que lo único que cambió fue el camellón central, puesto que desaparecieron los andadores y pasos peatonales y se convirtió todo en un muro.

Seis años después programas municipales de mejoramiento de imagen y de un “Oaxaca Verde”, aparecen y para hacerlo atractivo y venderlo mejor a la ciudadanía, se montan sobre un trabajo que de años comenzó un particular, vecino de la agencia municipal de Santa Rosa Panzacola.

La molestia vecinal surgió luego que la actual administración del municipio de Oaxaca de Juárez, que con la reciente visita del presidente José Javier Villacaña Jiménez, sobre ese camellón, esfuerzo y trabajo de un particular, sus empleados tomaran la foto y montaran una gran manta para promocionar el trabajo que han hecho las autoridades municipales.

Rafael, vecino de la calle Oaxaca y quien años ha cuidado de este espacio, comenta que nunca le pidieron su anuencia, simplemente llegaron tomaron la foto y después colocaron una gran manta.

La misma versión cuentan los vecinos de esta calle, quienes comparten su molestia porque por años el gobierno de la ciudad ni siquiera ha procurado mejorar la zona, tampoco lo ha hecho el gobierno del Estado y mucho menos la Secretaría de Comunicaciones y Transportes quien pomposamente colocó meses atrás un par de semáforos frente al mercado zonal de Santa Rosa y quienes son realmente los responsables de ofrecer una mejor imagen a la vialidad.

“Nunca lo han hecho, mucho menos hoy cuando el gobierno de la ciudad está peleado con el agente municipal del casco. Lo mismo sucedió con Ugartechea, nunca vio por mejorar la agencia, todo se lo entregó a su agente que eligió y que supuestamente se llevó el presupuesto a las colonias”, repite uno de los vecinos quien tiene su establecimiento comercial en esta zona.

Al preguntar sobre el interés de este particular por cuidar de un área verde, mencionan que después de que se modernizó la carretera internacional, la lateral que se conoce como calle Oaxaca se pavimentó y a lo largo de ella quedó un camellón desértico lleno de piedras y tierra.

Es así que a iniciativa de los vecinos se limpió, pero a pesar de ello y se el paso de muchas personas, este sitio siempre estaba lleno de basura y olvidado por las autoridades.

Fue entonces que Rafael, considerando que siempre “le sembraban desechos”, decidió darle mejor utilidad y comenzar a sembrar algunas plantitas, con su esfuerzo y de sus trabajadores se dio a la tarea de mantener los 365 días del año e invertir unos centavitos, para cambiar el rostro de este lugar, aunque fuera nadamás el frente de su negociación.

Es así que hasta la fecha se mantiene este espacio “verde” como un lugar atractivo para muchos vecinos, quienes envidian el no poder hacer lo mismo o cuando menos invertir el tiempo para dar otra imagen a este camellón que es parte de la imagen de la ciudad y del cual, servidores públicos municipales “se montan” para publicitar sus programas que como reconocen los vecinos, hasta hoy no los ven llegar en sus alrededores.