Desabasto de combustible en la Cañada lo resolverán los tribunales

La disputa por la gasolinera entre comuneros de ocho núcleos rurales y el edil del Valerio Trujano no se resolverá con la intervención de ninguna autoridad local, serán los tribunales federales los que definan el rumbo del abasto de combustible en esa zona de la cañada. Tampoco habrá desaparición de poderes, considera el edil de extracción priísta, Herminio Rosas Lastra.

“El partido me respalda y sus diputados en el Congreso Local también”. “No me preocupo, sigo trabajando, todo está en orden” justificó el priísta al ser cuestionado sobre el tema de la gasolinera.

Y es que Rosas Lastra se desempeñó por varios años como administrador de la gasolinera ejidal ubicada en la zona limítrofe de San Juan Bautista Cuicatlán, al final de su administración se vio envuelto en señalamientos de corrupción y presunto desvió de recursos para fines de su campaña política. Los comuneros y ejidatarios de la unión “Emiliano Zapata” se confrontaron con el ahora edil. El resultado llevó al cierre de la gasolinera y con ello al desabasto del combustible en la región.

En defensa, el ahora edil, relata que no es de su interés seguir como administrador de la gasolinera, recordó que en una mesa de trabajo con Jorge Alberto Martínez Rizo, director de Coordinación Zona Norte de la Secretaria de Gobierno del Estado él accedió a entregar la despachadora. Sin embargo, agregó que los comuneros no cumplen con la documentación para que PEMEX les venda combustible.

En esa mensa “accedí a meterlos en mi acta constitutiva para que a ellos los pueda reconocer PEMEX”, sin embargo se negaron, agregó.

Respecto al presuntas modificaciones a la acta constitutiva para beneficiarse, Rosas Lastra, respondió que “no hay tal”, “que si bien la gasolinera se inició con ocho ejidos y comuneros”, durante más veinte años comuneros de Cuicatlán, San Pedro Chicozapotes, San José del Chilar se salieron de la sociedad. Comentó que los únicos núcleos que se interesaron por el buen funcionamiento fueron Los Obos, Santiago Dominguillo y Valerio Trujano, por lo que ellos aparecen como los nuevos dueños.

Recordó que previo a su como administrador de la gasolinera, Roberta Romero Domínguez, ex administradora de la franquicia realizó mal uso de los recursos durante casi dos años. En esa administración no se cambiaron los tanques que ya habían cumplido su vida útil, agregó. “PEMEX nos dice que tenemos que insertar nuevos lineamientos al acta constitutiva, pero esta no tenía registro en la Secretaria de Comercio y por lo tanto no tenía legalidad jurídica. Entonces nosotros, el consejo, integrado por dos ejidos y una comunidad agraria y tomando en cuenta que ya de por si no participaban todos los demás ejidos, se hizo un acta constitutiva con los tres que eran los únicos participantes en ese momento. La Secretaria de Relaciones Exteriores nos dio la razón social de Unión de Ejidos y Comunidades Emiliano Zapata, Sociedad de Producción Rural”, atajó al ser cuestionados sobre los cambios a los documentos.

Rosas Lastra apuntó que la gasolinera no era moderna y tampoco cumplía con todas las normas de seguridad y exigencias de Ley, hecho que obligó a modernizarlas. En esa etapa de construcción, los demás ejidos quisieron meterse, aseguró.

Sin embargo dijo, el tema ya está fuera de toda jurisdicción del Gobierno del Estado, será un juzgado federal el que decida quiénes son los legítimos dueños. Es un asunto mercantil, concluyó.