Acusan a funcionario de Oaxaca de construirse mansión de 40 mdp

Netzahualcóyotl Salvatierra, el titular de la Secretaría de las Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial Sustentable (Sinfra) se construye una impresionante residencia en casi media manzana en las calles Juanacatlán, Niágara e Iguazú del acceso al fraccionamiento La Cascada, al norte de la capital de Oaxaca.

La enorme casona a la que se llega por la calle de José López Alavez, recién pavimentada por Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO), tiene una barda de 5 metros para evitar las miradas indiscretas, y se levanta sobre una extensión de 8 mil metros cuadrados. Tanto el amplio terreno como la construcción interior tienen un valor cercano a los 40 millones de pesos.

La residencia que se construye el titular de la dependencia es muy superior al sueldo que haya podido acumular en los últimos 3 años al frente de la Secretaría de las Infraestructuras.

La misma Secretaría de Administración informó que la percepción mensual neta de Netzahualcóyotl Salvatierra, quien como servidor público tiene el nivel 24-A, es de 49 mil 820 pesos, por lo que en los últimos 3 años y 5 meses que ha estado al frente de la dependencia, sus ingresos ascienden a poco más de 2 millones 042 mil 620 pesos (aguinaldos incluidos), que es apenas un 5 por ciento del valor total de la obra.

Al interior de la edificación, de acuerdo con los nuevos vecinos del funcionario estatal, unos 40 albañiles y peones trabajan todos los días en la construcción de una alberca subterránea, aprovechando los desniveles propios del terreno.

También están remodelando la casa original con un concepto modernista.

Actualmente la única zona en obra negra, es la parte de la calle Juanacatlán, donde están terminando de construir el acceso a la cochera.

Por la calle de Iguazú la obra ya está concluida, a últimas fechas solamente se colocaron lajas de cantera rosa en el acceso principal.

Los lugareños refieren que la obra cuenta además con una estancia, amplia terraza, garaje para varios autos y terminados de cantera en el exterior.

“La escandalera de los albañiles ya pasó. Eso fue hace como seis semanas. Ahorita están haciendo la pérgola, los asadores, la cocina, el área de jardines y una alberquísima”, anotó uno de los lugareños que trotaba sobre la calle Niágara.

Las residencias y predios que existen en la zona cuentan con una plusvalía muy elevada.

La razón, sencilla. Hasta allí no llega el agua en temporada de lluvias. A diferencia de los vecinos de la parte baja, esta parte no corren riesgos de inundaciones por los desbordamientos del río San Felipe.

Con cierto temor, los vecinos de las calles Iguazú, Niágara, Necaxa y Barrio Nuevo, señalan que es notorio que a últimas fechas se ha agilizado la obra pública en la zona, como la pavimentación de la calle José López Alavez y los trabajos de desazolve, limpieza y rehabilitación del cauce del río San Felipe, cuyos trabajos están más avanzados en el tramo del acueducto de la colonia La Cascada, justo frente a la residencia que se construye Netzahualcóyotl Salvatierra.

En este año, el gobierno estatal a través de la Secretaría de las Infraestructuras, invertirá 20 millones de pesos en las obras de rescate y regeneración del río San Felipe, y en el 2013 invirtieron 25 millones de pesos.

“Lo primero que mandó a arreglar el dueño de la residencia fue el sistema de drenaje. En la calle José López Alavez hasta el registro fue cambiado. Se hizo el desazolve y se metió tubería más amplia”, reportó una vecina.

Aunque Netzahualcóyotl Salvatierra no percibe un sueldo suficiente para reconstruir una residencia como la que adquirió al norte del Centro Histórico, muy cerca del acueducto de Xochimilco, en el 2013 autorizó inversiones por 5 mil 970 millones de pesos.

Y en los primeros 3 años de la administración del gobernador Gabino Cué ha sido el responsable de una inversión superior a los 19 mil millones de pesos.

Es tanto, el presupuesto que maneja año con año en recursos para gasto corriente, de acuerdo con la Secretaría de Finanzas, se le redujo en el 2014 a 186.2 millones de pesos, después de haber gastado en el 2013 un total de 314.9 millones de pesos.

Es más, sólo las aportaciones para infraestructura del 2014 ascienden a 5 mil 314.8 millones de pesos.

En el 2013, el presupuesto para ordenamiento territorial, desarrollo urbano e infraestructuras, ascendió a mil 172 millones 986 mil 045 pesos con 41 centavos.

Los mismos recursos, para el año 2012, fueron por el orden de los mil 486.4 millones de pesos.

La mayoría de las obras millonarias, como el paso a desnivel de Cinco Señores, las autorizó Netzahualcóyotl Salvatierra y, como en la mayoría de los casos, al final los precios fueron sobregirados.