Urgente restablecer relaciones entre comunidades huaves: Matus Fuentes

Ante la urgencia de restablecer las relaciones entre habitantes de las comunidades huaves de San Francisco del Mar y su agencia Pueblo Viejo, la diputada de la fracción parlamentaria del PRI en la LXII Legislatura estatal, María Luisa Matus Fuentes, urgió al Gobierno del Estado instalar mesas de negociación y dialogo para solucionar, lo más pronto posible, los problemas que enfrentan estas poblaciones.

Luego de asistir a una reunión con el secretario General, Alfonso Gómez Sandoval, y con habitantes de Pueblo Viejo, encabezados por su agente municipal, Homero Salinas Martínez, la legisladora por el distrito de Juchitán afirmó que todas las comunidades tienen el derecho de vivir y trabajar en paz para contribuir al desarrollo de su región.

De ahí la necesidad de que el Gobierno del Estado convoque a ambas partes para iniciar con las negociaciones que lleven a una solución consensuada, sin afectar a ninguna comunidad y darles la oportunidad de que realicen sus actividades diarias con tranquilidad.

“San Dionisio del Mar y su agencia Pueblo Viejo son comunidades que viven de la pesca, su economía depende de esta actividad, por eso es urgente que se soluciones el conflicto iniciado por la quema de redes y retención de canoas y lanchas, para continuar con la retención de unidades de motor. Urge que el gobierno, lo más pronto posible, inicie con las negociaciones”, recalcó.

Recordó que en días pasados, como representante popular por esta región, participó en las negociaciones para liberar a las personas retenidas en San Dionisio del Mar, por lo que ahora el Gobierno del Estado debe poner todo su empeño para solucionar este conflicto, y una muestra fue la primera reunión que el secretario General, Alfonso Gómez Sandoval, sostuvo con habitantes de Pueblo Viejo.

En ese encuentro, explicó la legisladora priista y presidenta de la Comisión Permanente Instructora del Congreso del Estado, hubo el compromiso de reunir a las dos partes para iniciar con las pláticas de reconciliación, porque “no es posible que pueblos hermanos estén viviendo en la zozobra y tengan que utilizar la fuerza y actitudes fuera de la ley para hacerse respetar.

“El diálogo y la conciliación son los únicos caminos para solucionar las diferencias entre los pueblos, la violencia genera más violencia”, recalcó al momento de hacer un llamado a las comunidades para que atiendan la convocatoria del gobierno estatal y se siente a la mesa del diálogo”, finalizó.