Demanda Manuel García solucionar conflicto Huaxolotipac-Huitepec

0
73

Con la premisa de que los pueblos tienen derecho al desarrollo y a vivir en paz y armonía, el diputado del grupo parlamentario del PRI en la LXII Legislatura estatal, Manuel Andrés García Díaz, hizo un respetuoso llamado a la Secretaría General de Gobierno para que instale, a la brevedad, una mesa de negociación efectiva que solucione el conflicto entre Santiago Huaxolotipac y San Antonio Huitepec.

El legislador oaxaqueño lamentó las diferencias que desde hace cinco meses mantienen ambas comunidades del distrito de Zaachila, por el manejo de los recursos públicos, lo cual ha provocado que vivan en el subdesarrollo y, lo más lamentable, promuevan la violación a los derechos fundamentales de terceras personas con el cierre de caminos.

En entrevista, García Díaz lamentó que el Gobierno del Estado no ponga especial atención a este conflicto y deje que los problemas se incrementen. “No debemos tomar partido, pero sí trabajar en la conciliación, en la instalación de mesas de diálogo, porque es un problema que sólo ha llevado a la incomunicación vial, afectando a más comunidades de la microrregión montañosa del distrito de Zaachila”.

Manifestó su preocupación porque este problema está sumiendo a las comunidades en el subdesarrollo, pero también atentando contra la sociedad que necesita diversos servicios para subsistir, por ejemplo, hay quienes necesitan atención médica urgente, pero por la misma situación, tardado hasta seis horas para llegar a un centro médico, cuando por lo general se recorre el mismo tramo en tres horas.

“Mi deseo no es polemizar este conflicto, tampoco definir a quien le asiste la razón, si a Huxolotipac o a Huitepec que es la cabecera municipal, pero si, como representante popular de esta región, demando atención inmediata del Gobierno del Estado para distensar el problema y llegar a una solución que no afecte intereses sociales”, recalcó.

Por desgracia, resaltó, el que la vía de comunicación principal siga cerrada, es un claro ejemplo de que no se cumple con el objetivo principal que es lograr que las comunidades vivan con tranquilidad, de ahí la necesidad de hacer un llamado a las autoridades respectivas para que, de una vez por todas, tomen en sus manos la solución de este conflicto, para no exponerse a que se genere mayor violencia con saldos que nadie desea.

Por último, también hizo un exhorto a las partes involucradas a mantener en todo momento la mesa de negociación, evitando la confrontación y el daño a terceros.