Se aviva conflicto agrario en la región de Chicahuaxtla

Autoridades del núcleo agrario de San Andrés Chicahuaxtla, Putla, mantienen tomada la carretera federal “Alfonso Pérez Gazga” y advirtieron el riesgo de violencia que prevalece en la región luego que el pasado 5 de Febrero comuneros de San Miguel el Progreso, Tlaxiaco, invadieran límites de la localidad.

Francisco Santiago Castillo, Secretario del Consejo de Vigilancia de los Bienes Comunales de san Andrés Chicahuaxtla, señaló que esperan una respuesta del gobierno del estado y de las autoridades agrarias para liberar la carretera que comunica a localidad de la región.

Indicó que su manifestación la realizan de manera pacífica, pero exigen que se respete la resolución presidencial del 20 de Abril de 1949, la cual ha sido violentada desde hace 23 años por sus vecinos.

Indicaron que el pasado miércoles los vecinos de San Miguel del Progreso, se presentaron a las colindancias con la intensión de provocar la violencia y destruyeron mojoneras de límites, así como una gran cantidad arboles.

Un aproximado a 30 hectáreas fueron las invadidas por los habitantes de San Miguel, como lo han venido realizando de manera sistemática con el objetivo de despojarlos de sus tierras.

Ante ello y como un acuerdo de las 14 comunidades que componen este núcleo agrario, en asamblea tomaron la determinación de bloquear la carretera federal “Pérez Gasga” para hacernos escuchar y “no la liberaremos hasta no tener una respuesta de parte de las autoridades estatales y agrarias”.

Insistieron en la intervención de todos los órdenes de gobierno a efecto a que coadyuven a la solución definitiva y pacífica de este problema.

De la misma manera piden que el gobierno del estado y la dependencias del ramo, para que en un plazo no mayor a 24 horas realice una inspección ocular en el lugar de los hechos para verificar los daños ocasionados por los comuneros de San Miguel del progreso.

En caso contrario, no descartaron la posibilidad de accionar y responsabilizaron al gobierno del estado de la violencia que se pudiera generar.

De la misma manera exigen de parte de San Miguel del Progreso, el pago por la reparación de daños ocasionados y el respeto absoluto a sus planos territoriales.