ENEPO vuelve a la carga; toman instalaciones

0
78

El conflicto de intereses que mantienen al interior de la Escuela Normal de Educación Preescolar de Oaxaca (ENEPO), volvió a salirse de control y alumnas de la misma tomaron las instalaciones para exigir la salida de la ex directora Rosa Elena Hernández Ramírez.

Las alumnas quienes a través de una vocera emitieron su posicionamiento, señalan que el cierre de la institución educativa, localizada en inmediaciones del municipio de Santa Cruz Xoxocotlán, tiene que ver con la problemática interna que arrastran desde noviembre de 2013.

Indicaron que pese a las mesas de diálogo y acuerdos sostenido con la Comisión Mixta de Formadores de Docentes de la Sección 22, no se ha dado una respuesta a la petición que Rosa Elena Hernández Ramírez deje la educación educativa.

Indicaron que Hernández Ramírez dejó la dirección después de radicalizarse el conflicto a mediados de octubre y diciembre de 2013, más hoy quiere regresar a dar clases, “cosa que no permitiremos”, dijo la encargada de ofrecer una versión de la situación que prevalece en la ENEPO.

“La profesora ha sido déspota con las alunas, ha tenido mal trato hacia quienes solicitamos su salida… A pesar de ello las autoridades educativas pretenden dejarla, cuando no es factor de unidad al interior de la institución”.

Reiteraron que esta toma de las instalaciones es de manera indefinida… “hasta que se nos resuelva”, por lo que las clases en la institución han sido suspendidas y se reanudarán hasta nuevo aviso.

Por lo pronto, ya hay una mesa de negociación con las autoridades de la Sección 22 y el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca.

Cabe destacar que alrededor de 500 alumnas se ven afectadas por esta situación; la cual, podría tomar otros derroteros, toda vez que el alumnado no descartó que se tomen otras acciones al respecto.

En cuanto al conflicto, este se inició cuando una gran parte del alumnado se opuso para que las becas conseguidas a través de la jornada de lucha, conjuntamente con el magisterio a través de su participación en marchas, plantones y apoyo a la manifestación en la ciudad de México, se entregaran a quienes no participaron y que eran apoyadas por la entonces directora Rosa Elena Ramírez García.

La determinación de otorgar las becas por cuestiones académicas y no sindicales ni de militancia política, llevó a que los integrantes del Consejo Estudiantil retuviera en instalaciones de la ENEPO a integrantes de la Comisión Mixta de Formadores de Docentes de la Sección 22, al Secretario de Trabajos y Conflictos del Comité Ejecutivo Seccional, entre otros funcionarios por más de 24 horas.