ONG señala que hay 11 desaparecidos y 120 casas incendiadas por ataque en Oaxaca

0
106

Animal Político

Los ataques de un grupo armado a las comunidades de San Esteban y Atatlahuca, Oaxaca, dejaron un saldo de once personas desaparecidas y 120 casas incendiadas, informó el Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas A.C (Cedhapi).

Aseguran que, tras la quema de viviendas, existe un censo de 200 personas, entre mujeres, niños y ancianos, que desde el día sábado 23 de octubre del 2021 se instalaron de forma provisional en el auditorio del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas INPI ubicado en el Barrio de San Diego de la Ciudad de Tlaxiaco, Oaxaca.

Según las autoridades de Oaxaca, derivado de la agresión solo hay una persona lesionada por arma de fuego y no hay desplazados internos de las comunidades de Ndoyonoyuji, Guerrero grande y Mier y Terán. El Cedhapi señaló que se minimiza a las víctimas.

“El secretario de Seguridad Pública se conduce con falsedad al minimiza a las víctimas de desplazamiento forzado interno y desaparición forzada de personas de las comunidades de Guerrero Grande, Mier y Teran y Ndoyonoyuji, refiriendo que solamente hay unas cuantas casas quemadas, refiere también que no hay personas fallecidas y que tampoco existe un grupo armado que haya atacado a las poblaciones en referencia”, informaron en un comunicado.

Ayer, el Cedhap denunció que al menos 5 personas fueron asesinadas y 25 casas incendiadas por un grupo armado de aproximadamente 70 personas que irrumpió en las comunidades de Guerrero Grande y de Mier y Terán, en el municipio de San Esteban Atatlahuca, en Oaxaca.

Respecto a las personas fallecidas, el Cedhap detalló que el día sábado 23 de octubre del 2021 un grupo de personas acudió a sus oficinas para denunciar que varios de sus familiares habían sido asesinados en el ataque, por lo cual acudieron a la Agencia del Ministerio Público de la Ciudad de Tlaxiaco a denunciar los hechos.

Sin embargo, señalan, la Guardia Nacional y personal de la fiscalía del estado acudieron a la comunidad de Guerrero Grande Atatlahuca, después de más de doce horas desde el momento en que se presentó la denuncia por lo que no localizaron los cuerpos.

“El hecho de que no se hayan encontrado los cuerpos no quiere decir que no se haya cometido el delito de homicidio, máxime que era una zona controlada por el grupo agresor y que tuvieron el tiempo suficiente para poder ocultar los cadáveres ya que los caminos de acceso se encontraban bloqueados”, dijo.

Ante ello, el Cedhapi solicitó al secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Heliodoro Díaz Escárraga, no minimizar a las víctimas de desplazamiento forzado y desaparición forzada de personas y que tampoco las victimice.

Pidieron que sea la Fiscalía del estado quien emita el informe de lo que sucedió, una vez que se recabe los testimonios y se efectúen las diligencias para esclarecer los hechos denunciados. También solicitaron a la Secretaría de Seguridad no publique “comunicados sin fundamento”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.