Legisladores del PAN evaden hablar sobre las ligas con Vox

La Jornada

Los senadores del PAN guardaron de nuevo silencio y trataron de ignorar la noticia sobre el adoctrinamiento de cuadros blanquiazules en Europa, con formaciones políticas ultraconservadoras, de corte fascista, como la española Vox.

Tanto el coordinador Julen Rementería como otros legisladores a los que fue posible abordar ayer, señalaron no tener comentarios sobre ese escándalo. Víctor Fuentes, quien ofreció una conferencia de prensa sobre otro tema, al ser cuestionado por el caso de la asesora de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez, quien está en España, para su curso con Vox, e irá luego a Polonia, Hungría y Francia a recibir capacitación de partidos también de ultraderecha, respondió que “no está enterado”.

En cambio, senadores de Morena insistieron en que se que se debe investigar si el PAN empleó recursos de esa cámara para financiar el viaje de la asesora Alicia Galván a cuatro países europeos.

En conferencia de prensa, una docena de senadores morenistas, entre ellos el vocero César Cravioto, Antares Vázquez, Margarita Valdez, Lucy Meza, Américo Villarreal, Julio Menchaca y Maribel Villegas, resaltaron que una muestra de lo que aprenden en esos cursos con partidos fascistas fue la actitud clasista y racista que la víspera exhibieron diputados panistas durante la discusión del paquete económico en San Lázaro.

Valdez aludió a la diputada panista que calificó de hambreados” a legisladores de Morena y al Ejecutivo federal.

Es claro, agregó Cravioto que los panistas llevan a sus cuadros a asesorarse con Vox con miras a aprender nuevas “estrategias sucias” para desestabilizar a un gobierno que legítimamente llegó al poder y que encabeza Andrés Manuel López Obrador. “Por eso vemos ataques constantes a la política para enfrentar la emergencia sanitaria, al proceso de revocación de mandato”, recalcó Cravioto. Lamentó el rechazo de los panistas al reconocimiento Elvia Carrillo Puerto “a dos extraordinarias mujeres feministas, que han luchado por los derechos de las mujeres”.

Antares Vázquez hizo notar que hay una raíz nazi del PAN que está muy documentada. “Ellos son fascistas de origen, y tienen además procesos de adoctrinamiento muy constantes y fuertes, desde su origen y ahora, que llegó un gobierno progresista y cuando vamos avanzando en los derechos de los que menos tienen, cuando vamos avanzando en un presupuesto responsable, sale lo peor de ellos”.

Durante la sesión y al discutirse un llamado del Senado a las instituciones de salud y de educación pública, así como a sus homólogas estatales para que, en coordinación con el personal de salud comunitario, pongan en marcha programas de educación sexual integral para las diferentes etapas del crecimiento de las personas y proveer los métodos anticonceptivos que se requieran, los panistas se dividieron y mostraron posturas contrarias en tribuna.

El neoleonés Víctor Fuentes, intentó incluso que se cancelara la sesión, porque no había quórum y en tribuna, su compañero Alfredo Botello, sostuvo que son los padres de familia quienes tienen derecho preferente a escoger el tipo de educación para sus hijos y aseguró que lo que se pretendía es difundir desde la niñez el uso de anticonceptivos. Hasta sostuvo que se pretendía de “dar carta de naturalización a los agentes comunitarios cubanos”.

Su compañera de bancada, Xóchitl Gálvez Ruiz, expresó que no coincidía con tales señalamientos y pidió a Botello reflexionar sobre la importancia de abordar el tema de la educación sexual de manera integral.