Se cumple un año de la desaparición de la estudiante Itzel González en Oaxaca

Aristegui

Cara redonda, frente amplia, cabello lacio y negro y mide 1.64 de estatura, ella es Itzel González González, estudiante de enfermería, quien desapareció hace un año, un martes 14 de abril de 2020 en Tuxtepec, Oaxaca, y desde entonces no hay rastros de su paradero.

Su búsqueda es inalcanzable. Sus familiares llegaron a Palacio Nacional el año pasado y solicitaron la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero nada ha ocurrido; ella no aparece.

Para lograr obtener datos de su paradero, sus familiares crearon una página de Facebook “Itzel te estamos buscando”, desde donde elevan un exhorto ciudadano a localizarla.

Lamentaron que el sistema de justicia de Oaxaca es “poco colaborador e ineficiente”, lo cual desespera, pues a un año de estar extraviada, no se sabe nada.

Calmada, risueña y muy atenta, Itzel, una joven que su mayor ilusión era trabajar en un hospital y ayudar a los suyos.

Caridad González, madre de la menor, cree que la joven fue raptada por una red de tratantes de personas y está con vida, pero no saben dónde hallarla, por eso la exigencia es que las autoridades la busquen por todos lados.

La denuncia se encuentra en la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), y en mayo del año pasado las instancias judiciales detuvieron a una persona que fue vinculada a proceso, por lo que se encuentra en prisión preventiva, a quien presuntamente responsabilizan de la desaparición de Itzel y de otras jóvenes, pero según los familiares este hombre se niega a dar información al respecto, asegurando que “no declarará y no dirá nada”.

“Que esta persona hable y diga a dónde se llevo a mi hija, esto que estamos viviendo es una situación sumamente angustiante, deseamos de todo corazón ver a Itzel con vida”.

Además de sus familiares, organizaciones y colectivos feministas en Oaxaca como “Tuxfem” y “Mujeres de la Sal” se han unido a esta exigencia y solicitaron a las autoridades su pronta y expedita respuesta.

En 2019, el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Oaxaca emitió una convocatoria para la designación de la persona que fungirá como titular de la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas para el Estado de Oaxaca, debido a que ese mismo año se publicó la Ley Estatal de Desaparición de Personas, sin embargo, ha transcurrido un año y cuatro meses y hasta la fecha no hay ninguna persona que ocupe ese cargo.

La organización feminista “Consorcio Oaxaca” informó que de marzo 2020 a marzo 2021, suman 233 casos de niñas y adolescentes desaparecidas, el 94% tenía entre 12 y 17 años (219 casos).

Respecto a los datos recuperados de medios locales e instancias gubernamentales, destaca que 60% de las víctimas fueron “localizadas con vida” (139 casos) y 4% se reportaron como “localizadas” (10 casos), sin especificar en qué condiciones aparecieron.

En 36% de los casos, los medios y fuentes institucionales no registran esta información (84 casos).

Mosqueda Rivera, responsable del programa de jóvenes de Consorcio Oaxaca, dijo que no hay un compromiso real por por parte de las autoridades para comenzar la búsqueda inmediata de las niñas y adolescentes desaparecidas, y tampoco no hay información pública sobre las condiciones en las que aparecen y no existe una ruta clara de actuación ni de atención por parte de la Fiscalía de Oaxaca.

“Nos enfrentamos a este problema grave porque a diario estamos viendo los anuncios de niñas desaparecidas, y son las familias quienes están realizando el trabajo de búsqueda y localización”, concluyó.