En Oaxaca, sancionarán con cárcel a quien difunda fotos de víctimas

Milenio

El pleno de la legislatura de Oaxaca aprobó por mayoría una reforma para que los servidores público o policías que difundan o filtren imágenes explicitas de asesinatos o crímenes sean castigados, para fortalecer la protección legal a los derechos de la víctimas, e intentar combatir la violencia de género en los medios de comunicación y redes sociales.

La hoy llamada Ley Ingrid es consecuencia del feminicidio de la joven Ingrid Escamilla, a manos de su pareja. Un día después, diversos medios de comunicación y usuarios de redes sociales difundieron imágenes explícitas del crimen, lo que infiere que agentes de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, habrían filtrado la información.

Por lo que con la adecuación se pone un candado a este tipo de situaciones. La modificación consiste en la adición de la Fracción VII al Artículo 207 de la legislación en mención, con la que se establecen de dos a siete años de prisión, y de 30 a 50 días de multa a la persona que cometa la falta señalada.

Con la adecuación el nuevo texto precisa que, comete el delito de ejercicio ilícito de servicio público quién difunda, entregue, revele, publique, transmita, exponga, remita, distribuya, video grabe, audio grabe, fotografíe, filme, reproduzca, comercialice, oferte, intercambie o comparta, imágenes, documentos o audios o videos del lugar de los hechos del hallazgo, indicios, evidencias, objetos, de cadáveres o parte de ellos.

También a quien difunda imágenes sobre las circunstancias de su muerte, de las lesiones o estado de salud de personas, mujeres, niñas, niños, adolescentes, integrantes de la comunidad LGBT o de instrumentos relacionados con un hecho que la ley señale como delito. La iniciativa de reforma fue presentada por las diputadas Magaly López Domínguez, Hilda Graciela Pérez Luis, Arcelia López Hernández,

Laura Estrada Mauro del Partido Morena, y aprobada por el Pleno