Tres billetes de 500 pesos con los que aún puedes pagar y NO te los pueden negar

Heraldo de México

El Banco de México (Banxico) se encuentra renovando sus billetes, uno de ellos es la denominación de 500 pesos, que hoy tiene la imagen de Benito Juárez, sin embargo, hay otros dos piezas con este valor que aún se pueden usar para hacer pagos y diferentes transacciones. 

Desde el 2018 el Banco Central lanzó el nuevo billete de 500 pesos perteneciente a la familia G. Como imagen principal está el presidente Benito Juárez, quien representa el proceso histórico de la Reforma y la restauración de la República.

En el reverso se representa el ecosistema de costas, mares e islas a través de una ballena gris con su ballenato en la Reserva de la Biósfera el Vizcaíno, en Baja California Sur, reconocida por la UNESCO como patrimonio natural de la humanidad. Asimismo, el color de esta pieza cambia a azul. 

Billete de Diego Rivera y Frida Kahlo

El billete de Frida Kahlo y Diego Rivera aún se puede utilizar para hacer pagos, indicó Banxico, quien añadió que estas piezas convivirán seis años con el nuevo papel moneda.

En el anverso se presenta un autorretrato del muralista Diego Rivera, complementado con una viñeta compuesta por su obra de caballete titulada “Desnudo con alcatraces”, tres pinceles y una paleta. Mientras que en la parte de atrás, está el rostro de la pintora Frida Kahlo, acompañado por una de sus obras, titulada “El abrazo de amor del universo, la tierra (México), yo, Diego y el señor Xólotl”.

Billete de Ignacio Zaragoza 

En los años 90, se puso en circulación el billete de 500 pesos con la Esfinge de Ignacio Zaragoza, el cual tenía la izquierda, representación de un fragmento de la obra “Fuertes combates sostenidos en los cerros de Loreto y Guadalupe” de José Cusachs. 

Esta pieza forma parte de la familia D1 por lo que se encuentra en proceso de retiro, es decir, aún conservan su valor, pero por resolución del Banco de México se retiran de la circulación a través de las instituciones de crédito. Esto significa que se pueden usar para realizar transacciones, pero cuando lleguen a los bancos, estos deben separarlos para no volver a entregarlos al público.