“Aun con 4 vacunas contra el Covid-19 a la delantera, tenemos que ser cautelosos”

El Economista

 En el camino a encontrar una vacuna contra Covid-19 hay grandes avances, hasta ahora hay más de 165 sustancias candidatas registradas ante la Organización Mundial de la Salud (OMS),16 ya en alguna de las 3 etapas de prueba en voluntarios, esto es seis veces más de las que se han ensayado contra el SIDA desde 1980, es un récord para la investigación de enfermedades infecciosas, sin embargo solo cuatro de ellas han alcanzado por completo la fase tres para someterlas ante las autoridades regulatorias.

Se trata de las fabricadas por Moderna, Pfizer/BioNtech, Oxford/AstraZeneca y Sputnik V, estos tipos de vacunas en desarrollo son variadas y utilizan distintos mecanismos para incidir en nuestro sistema inmunológico. Es importante mencionar que los resultados son provisionales, pues aunque ya se encuentran frente a las autoridades regulatorias y se examinan los resultados en fase tres, ninguna se ha publicado en revistas científicas, además falta una cuarta revisión aplicable solo cuando el fármaco o vacuna ya tiene la aprobación de las agencias s y están en el mercado, este es el proceso de transparencia que se debe seguir en el proceso

¿Una más efectiva que la otra?

Ante la pregunta ¿cuál es la mejor de todas?, el doctor Rodrigo Romero Feregrino, miembro de la Asociación Mexicana de Vacunología y coordinador general del Instituto para el Desarrollo Integral de la Salud, asegura que esa respuesta aún no es clara pues dependerá primero de la producción y de la distribución, eso nos dará el cálculo de disponibilidad y con ello la mejor opción para los diferentes países de acuerdo con sus condiciones.

Dijo que “no hay una mejor que otra por la forma en que se hace, lo que tenemos que ver y tomar en cuenta es la evidencia científica que se va generando, aquí el objetivo es la eficacia (que prevenga más la enfermedad) y que sea segura (hasta ahora las que van a la cabeza demuestran esa seguridad)”.

Recordó que aún faltan datos científicos sobre todas y cada una de ellas, por ello antes de cualquier cosa, la evidencia debe ser presentada para aceptar el uso de la vacuna por parte de nuestros órganos regulatorios en el caso de México es la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) quien estará aprobando el uso de cualquiera de estas, y agregó que siempre es bueno tener diferentes opciones para la adquisición de una vacuna, “la competencia en este sentido es buena”.

El doctor Romero Feregrino fue enfático, “hasta el día de hoy 30 de noviembre, no hay ninguna vacuna aceptada para su uso, siguen en revisión, hay que evitar la especulación, ahora estamos en proceso de investigación y revisión, con base en eso debemos ser cautelosos”.

Ante las preguntas de cómo se logra una vacuna tan rápido cuando estos procesos normalmente llevan años, el especialista aseguró que en efecto, esta es la primera vez que ocurre, pero también es la primera vez en la humanidad que se cuenta con la tecnología y la capacidad para hacerlo de esta manera “la tecnología para hacer vacunas ha mejorado en el último siglo y somos una sociedad con mayor conocimiento para hacer estas cosas, no hay comparación con 30 años atrás”.

Por ahora la recomendación fue seguir monitoreando la información puntual, desde las fuentes oficiales o con alta credibilidad, una de ellas es la Asociación Mexicana de Vacunología, que constantemente está informando sobre esta y otras vacunas, además de resolver dudas de la población.

Emergencia sanitaria

La OMS ve “preocupante” el repunte epidémico en México

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, calificó este lunes de “preocupante” la situación de la epidemia de coronavirus en México y pidió a los líderes del país latinoamericano que den ejemplo, en medio de un repunte de contagios y hospitalizaciones.

Durante la rueda de prensa quincenal que su agencia dedica a la pandemia en Ginebra, el jefe de la OMS lanzó una advertencia con respecto a México que, señaló, está “en mala situación”.

“El número de casos y muertes se duplicó”, declaró con preocupación, antes de insistir: “Queremos pedirle a México que se lo tome muy en serio”.

México rebasó el umbral de los 100,000 muertos el 20 de noviembre, y ocho días después superó por primera vez desde el inicio de la pandemia los 12,000 casos diarios. Actualmente, es el cuarto país en muertes totales asociadas a Covid-19 en el mundo, con más de 105,000, y ha experimentado en las últimas semanas un aumento de los infectados, mientras las autoridades reclaman responsabilidad a los ciudadanos, pero no imponen medidas coercitivas como en otras partes del mundo.

“El nivel de aumento de casos y muertes en México es muy preocupante”, dijo Tedros, al remarcar que el país “alcanzó su nivel más bajo (de fallecimientos) la semana del 12 de octubre” y el 23 de noviembre se habían duplicado. “Esto muestra que México está en mal estado”.

“Esperamos que todos los líderes den ejemplo. Esperamos que los líderes sean modelos”, dijo, y aclaró que aludía a líderes políticos, religiosos, entre otros.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha sido cuestionado por la oposición por usar el cubrebocas en contadas ocasiones y no haber impuesto medidas más restrictivas contra el coronavirus como en otros países, mientras trataba a toda costa de evitar que la actividad económica se paralizara.

Desde que llegó el otoño, es causa también de inquietud la populosa capital mexicana, donde la ocupación de camas generales en hospitales por enfermos de Covid-19 creció hasta un 65% y de terapia intensiva hasta un 61%, detalló. “Ahora en la Ciudad de México estamos pendientes. Si hace falta reforzamos”, anunció.

En Ciudad de México, los contagios aumentaron en un 30% la semana del 23 al 28 de noviembre, según cifras oficiales.

Llamado no es a mí: López-Gatell

En respuesta a la recomendación de la OMS a “tomar muy en serio” el repunte epidémico en México, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, señaló que el llamado no es a él ni al secretario de Salud ni al Presidente de México, sino al mundo. Y advirtió que el repunte de contagios se extenderá hasta enero del 2021. (Con información de Reuters, AFP y Jorge Monroy)