En Oaxaca, más de 14 mil planteles carecen de infraestructura sanitaria

La Jornada

Al día de hoy no hay condiciones de seguridad sanitaria en las más de 14 mil escuelas públicas del estado de Oaxaca para el regreso a las aulas este 1º de junio, aseguraron integrantes del Comité Ejecutivo Seccional de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), en respuesta a los anuncios emitidos por el gobierno federal y el mandatario Alejandro Murat Hinojosa, en los que anunciaron el reinicio de actividades en los denominados municipios de la esperanza.

En un comunicado se puntualizó que en la mayoría de las más de 14 mil escuelas de educación básica que existen en la entidad, no se tienen los servicios básicos como agua potable o energía eléctrica, además de que no tienen servicio médico, ni siquiera se cuenta con botiquines; además su infraestructura es precaria, por lo tanto consideraron que no hay condiciones para reanudar las clases. 

En tal sentido, la gremial apuntó que no se reanudará el ciclo escolar en tanto no existan pruebas científicas de que la contingencia sanitaria haya concluido, pues el magisterio oaxaqueño debe actuar con responsabilidad y no poner en riesgo a los más de un millón 300 mil estudiantes de nivel básico en Oaxaca, pero además añadieron que, de ser necesario, el ciclo escolar 2019-2020 deberá darse por concluido si la situación continúa de esta manera, pues lo más importante es privilegiar la vida y salud de los estudiantes. 

En Magdalena Tequisistlán, uno de los 203 municipios de Oaxaca que no tiene registro de contagios por Covid-19, según la Federación, sus autoridades anunciaron que continuarán con las medidas de prevención y descartaron regresar a la normalidad el 18 de mayo próximo.

La demarcación de origen chontal se ubica a 203 kilómetros de la capital de Oaxaca, y su población de unos 7 mil habitantes acataron las medidas, sobre todo con el filtro que vigila el ingreso de personas y automóviles particulares y de empresas, por lo que caminan confiados en sus calles y avenidas.

El presidente municipal, Roel Filio Lozano, precisó que el acuerdo de montar un filtro sanitario fue avalado por el cabildo, lo que contribuyó a la salud de los habitantes, quienes reportan cero contagios; pero no se confían y abrirán actividades hasta que exista un control de la pandemia.

De igual manera, la sección 7 de Chiapas y perteneciente a la coordinadora, rechazó el regreso a las aulas, pues también consideraron que no existen las condiciones para la reanudación del ciclo escolar, pues las escuelas no cuentan ni con la infraestructura ni el material necesario para garantizar la seguridad sanitaria de los estudiantes. 

Cierran hospital de Tamazulapan

Los Servicios del Pueblo Mixe informó que el ayuntamiento de Tamazulapan, tras detectar ocho casos positivos de Covid-19, cerró el hospital de la localidad y puso en cuarentena a más de cien trabajadores; el argumento fue que el 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud declaró la existencia del coronavirus en ese poblado. Ese poblado es la sede de la Escuela Normal Rural Femenil, que cuenta coninternado.

Por su parte, la asociación civil Servicios del Pueblo Mixe exigió la atención inmediata de los gobiernos estatal y federal, pues las condiciones en esta zona son precarias, lo que hace que el pueblo ayuujk sea vulnerable en esta pandemia, pues los servicios de salud en la región son mínimos y existen comunidades que no cuentan con agua potable. 

No hay condiciones para retorno a aulas en la UAG

El rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG). Javier Saldaña Almazán, informó ayer que por la pandemia no hay condiciones para que los cerca de 80 mil universitarios y más de 5 mil trabajadores de esta casa de estudios regresen a clases el 1º de junio, como lo planteó el gobierno federal.