Hasta 10.7 millones de personas, en riesgo de caer en pobreza laboral por impacto del COVID-19: Coneval

Hasta 10.7 millones de personas podrían caer en pobreza laboral al cierre del segundo trimestre 2020 ante la contingencia sanitaria generada por el coronavirus y sus potenciales consecuencias económicas, lo que significa un riesgo para la profundización de la pobreza y la desigualdad, advirtió este lunes el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El consejo anticipa aumentos “preocupantes” en la pobreza por ingresos, la pobreza laboral (población que no podría adquirir una canasta alimentaria con su ingreso laboral) y el riesgo de que, en ausencia de políticas públicas orientadas a esta población, las condiciones de vida de los grupos de ingreso medio enfrenten condiciones de pobreza.

En el reporte “La política social en el contexto de la pandemia por el virus SARS-CoV-2 (COVID-19) en México”, el consejo presenta estimaciones de la pobreza bajo dos escenarios:

En el primero se considera una contracción económica de 6 por ciento y se simula una caída generalizada en el ingreso equivalente a 5 por ciento y, en el segundo, se simula una caída promedio en el ingreso de 5 por ciento, considerando mayores afectaciones a la población en función del ingreso y de la incidencia de pobreza urbana.

Los resultados permiten identificar que, en ambos escenarios, el total de personas en situación de pobreza por ingresos (las personas cuyo ingreso es insuficiente para adquirir una canasta alimentaria, bienes y servicios básicos) se incrementaría entre 7.2 y 7.9 puntos porcentuales, es decir, entre 8.9 y 9.8 millones de personas.

Sin embargo, la cifra de pobres por ingresos aumenta si se considera solo la capacidad para adquirir la canasta alimentaria; en este caso el número total de personas en situación de pobreza extrema por ingresos (las personas cuyo ingreso es insuficiente para adquirir una canasta alimentaria) se incrementa entre 4.9 y 8.5 puntos porcentuales, es decir, entre 6.1 y 10.7 millones de personas.

Como resultado de este ejercicio, Coneval prevé que la población en pobreza laboral se ubique en 45.8 por ciento en el segundo trimestre de 2020, lo que representa un aumento anual de 8.5 puntos porcentuales desde la proporción de 37.3 por ciento registrada al cierre de 2019.

“Es el aumento es incluso mayor a lo observado en la crisis de 2009”, sentenció el Consejo que encabeza José Nabor Cruz.

De hecho, la población en pobreza laboral registró en 2019 su menor nivel en diez años, es decir, al cierre del año pasado más personas pudieron comprar con su ingreso laboral la canasta alimentaria debido al aumento del salario mínimo y la baja inflación observada.

El Coneval dijo en su reporte que al aumento de los pobres por ingresos se suman otros posibles escenarios a partir de los datos de pérdida de empleos formales e informales y, por lo tanto, un aumento en la pobreza laboral significativamente mayor que lo que supone la estimación anterior.

“Sin políticas públicas que atiendan a la población con ingreso medio la cantidad de personas en situación de pobreza por ingreso puede aumentar. La crisis puede cambiar las condiciones de ingresos de la población”, sostuvo.

El Financiero