Merkel aprueba regreso de la Bundesliga

Jueves 7 de mayo de 2020. Berlín. En Europa el futbol adquirió dimensiones de asunto de Estado. Ayer, la canciller alemana Angela Merkel autorizó reactivar el futbol este mes, lo cual es un soplo de esperanza para jugadores y equipos en todo el continente de que la parálisis de actividades por la pandemia del coronavirus puede terminar pronto.
Con un declive de los casos de Covid-19, Merkel declaró que la vuelta de las dos máximas divisiones del país puede entrar en los planes de relajación de las medidas de confinamiento.

Sin embargo, la presencia de aficionados en los estadios tendrá que esperar mucho más tiempo en el continente para contener el avance del coronavirus, mientras no exista una vacuna.

La jefa del Gobierno alemán, tras una reunión con los Länder (estados regionales), anunció: La Bundesliga puede regresar a partir de la segunda mitad de mayo, respetando las reglas que han sido acordadas.

El torneo alemán será la primera competición de envergadura en el futbol que se reanuda en Europa tras la interrupción del deporte en marzo. Las ligas de Bélgica, Francia y Holanda fueron canceladas prematuramente luego que los gobiernos decidieron que no era segura la realización de actos deportivos, incluso sin público.

Esto garantiza que el desenlace deportivo sea en la cancha y no en los despachos, dijo Karl-Heinz Rummenigge, director ejecutivo del Bayern Munich, cuyo club lidera el torneo con una ventaja de cuatro puntos sobre Borussia Dortmund y nueve partidos por disputar.

Erling, vamos a retomarlo donde lo dejaste, dijo el Dortmund en un tuit que incluye el enlace a una colección de goles de su sensación juvenil Erling Haaland.

Croacia también anunció ayer planes para que el futbol vuelva el 30 de mayo, mientras en Turquía se intentará hacerlo desde el 12 de junio y se mantiene la espera de albergar la pospuesta final de la Liga de Campeones en Estambul el próximo agosto.

Tanto la Premier inglesa como la Liga de España esperan la autorización de sus gobiernos para reactivar sus competiciones en junio.

La vuelta de la Bundesliga es una muy buena noticia para el futbol europeo, para el regreso a una nueva normalidad y para la reactivación de una actividad tan importante económica y socialmente, celebró Javier Tebas, presidente de La Liga española.

La Liga Alemana de Futbol (DFL) defiende desde hace tiempo esta reanudación, vital para la supervivencia económica de un sector que emplea en Alemania a 56 mil personas. Si las nueve últimas jornadas de Bundesliga (Primera y Segunda División) pueden disputarse, los clubes alemanes recuperarán 300 millones de euros de derechos de televisión, para suavizar un poco sus pérdidas, cuando más de una docena de clubes de los 36 de ambas categorías están al borde de la bancarrota, según la prensa germana.

El plan sanitario de la liga teutona reposa sobre todo en los test de detección del coronavirus. Toda persona que participe en los entrenamientos o en los partidos será sometida al menos una vez por semana a los controles, y obligatoriamente la víspera de los partidos.

Críticas

El regreso del futbol no genera unanimidad en el deporte alemán, como dejó evidencia la queja de Johannes Vetter, campeón mundial en 2017 en lanzamiento de jabalina.

El Estado vende la salud de la población y de los enfermos al futbol. Es perverso, dijo Vetter en una entrevista con un diario regional.

La ex campeona mundial de lanzamiento de peso Christina Schwanitz considera inaceptable el privilegio al futbol. “No creo que el futbol tenga esta posición especial y se siente sobre todos los demás, sólo porque genera mucho dinero”.

La Jornada