En abril, apoyos por crisis se concentrarán en las pymes

El Economista

El gobierno federal no apoyará al sector empresarial con estímulos fiscales ni prórrogas de impuestos para salvaguardar el empleo durante el mes de abril, y sólo habrá un fondo de garantías de la banca de desarrollo para financiar a las micro, pequeñas y medianas empresas, que será anunciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador el próximo domingo, afirmó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín.

El CCE entregó un plan de propuestas puntuales para cada mes (de abril a junio) para mitigar la crisis económica provocada por la pandemia del Covid-19, pero éstas se quedaron en análisis de la Presidencia de la República y su gabinete, y sólo hubo el compromiso del sector empresarial de que mantendrán los empleos —desde donde pueda soportar cada empresa— y reunirse después de Semana Santa.

El jefe del Ejecutivo se mantiene firme en sostener su política de austeridad y reafirmó en que no se endeudará, comentó Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Luego de más de 3 horas de reunión en Palacio Nacional, a la que asistieron los dirigentes del CCE, de la Concamin, del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), Antonio del Valle, y el dirigente de la Asociación de Bancos de México, Luis Niño de Rivera, el presidente López Obrador pidió a los empresarios proteger el empleo y contener la crisis, para que en mayo se analicen otras alternativas.

Trascendió que en la reunión se les hizo saber sobre un paquete de créditos para mipymes que asciende a cerca de 30,000 millones de pesos, así como de un plan de inversiones en infraestructura energética por 35,000 millones de dólares.

Dentro del paquete que entregó la Iniciativa Privada se encuentra también la solicitud de que se definan con precisión los sectores esenciales para operar durante la contingencia, porque muchas de las industrias que pararon tienen compromisos con los socios comerciales del país, quienes requieren de los productos o bienes manufacturados en México. Se revisaron los sectores esenciales y “pedimos que la infraestructura tiene que trabajar durante esta contingencia porque es parte de este grupo”, comentó el dirigente de la Concamin.

Agregó que las grandes empresas “no tendremos apoyos fiscales, al menos durante abril, y nos pide que mantengamos los empleos lo más que se pueda y cada empresa lo hará a su manera (como pueda)”.

Los acuerdos de la reunión con el mandatario fueron “que después de Semana Santa nos reuniríamos para evaluar si las propuestas que hacemos para el mes de mayo son las que deberíamos implementar”, comentó el presidente del CCE.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana lamentó que el presidente AMLO haya rechazado las propuestas de la IP para cuidar el ingreso de las familias y mantener los empleos.