Aterriza AMLO su plan de rifar el avión presidencial

La Jornada

Ante la falta de comprador del avión presidencial, el gobierno federal avanza en los preparativos para optar por la rifa como forma de desincorporar la aeronave. Incluso ya se elaboró el diseño de los boletos de la Lotería Nacional que se usarán en el sorteo que probablemente se efectúe el 5 de mayo, según dio a conocer el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Conferencia de prensa dedicada a ofrecer un balance del sector salud, que el mandatario aprovechó para retomar la rifa del avión presidencial como opción para obtener recursos con el fin de financiar la adquisición de equipos médicos. La extravagancia de la aeronave, señaló, ha complicado al máximo su posible venta al precio fijado por el avalúo realizado por la Organización de las Naciones Unidos: 130 millones de dólares (alrededor 2 mil 500 millones de pesos).

López Obrador sostuvo que salvo que en lo que queda de tiempo surja un comprador, la rifa aparece como la mejor opción. Aseguró que la gente está dispuesta a ayudar, porque lo obtenido se destinará a la compra de equipos médicos y a ayudar a resolver un problema, porque la venta se ha dificultado.

Refirió que la oferta realizada al gobierno estadunidense para su compra no ha recibido respuesta, pero acotó que, tras conocerse la descompostura del avión del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, también se le hizo un ofrecimiento.

“Ya tenemos hecho hasta el diseño del boleto, que tendría esto: ‘Es una cooperación para equipos médicos y hospitales donde se atiende de manera gratuita a la gente pobre’.”

La inclinación por esta ruta obedeció, entre otras razones, a la solidaridad que le han expresado algunos empresarios para contribuir a superar esta coyuntura. Ante el ofrecimiento, describió que entre 100 o 200 empresas podrían adquirir 40 mil cachitos, son 20 millones; esos son 2 mil millones de pesos.

Centros comerciales podrían, como promoción al que compre una determinada cantidad, entregar un boleto. Los 2 millones de boletos restantes los vendería la Lotería Nacional en un sorteo magno efectuado el 5 de mayo.

Ante las preguntas acerca de los inconvenientes para realizar la rifa, el mandatario admitió que implicarán, de entrada, adecuar el marco legal con el fin de eliminar el impedimento jurídico de la Lotería Nacional de realizar este sorteo. Otro factor es el pago de impuestos que deberá realizar el ganador, proceso que ya se analiza.

Acerca de las dudas sobre la propiedad del avión, resumió: Puedo decirles que es del pueblo de México, es del gobierno y podemos venderlo sin problema. Se va a resolver, porque buscará un mecanismo en Hacienda para que de los aprovechamientos que tiene Banobras se les descuente lo del avión.

Admitió que tiene sólo una preocupación: Se trata de un bien que significa mucho dinero, y el dinero, para decirlo coloquialmente, es una tentación, es la mamá, a veces, y el papá del diablo. Echa a perder a veces a las personas y no quiero que nadie se eche a perder, que se destruya ninguna familia, porque eso vale más que lo material.