Política en 90:Los porqués de la vocería

Jorge Oropeza

En una institución pública o privada, la vocería representa aquella posición habilitada para brindar información de todo tipo y fijar posturas en nombre de la organización. Una declaración o cualquier respuesta que se haga desde esa oficina es automáticamente considerada una versión oficial.

Mientras más grande sea la organización, la vocería tiene mayor importancia para evitar riesgos comunicacionales. Y es que su existencia surge de poderosas razones. Primeramente, porque se le delega a alguien la voz oficial de la institución y, con ello, se le pone una protección a quien encabeza la empresa, agrupación o dependencia pública. Y es que, sin la figura de vocero o vocera, es el líder de la organización quien posee esa responsabilidad en automático.

La  vocería desahoga, ya que informa de todos los temas ordinarios y cuida los costos públicos en los temas delicados o extraordinarios. Y es que un error político de la vocería se justifica y se recompone, pero uno de un titular queda marcado con efectos irreversibles. En todos los temas, el correcto funcionamiento de una vocería acaba con los vacíos de comunicación que irremediablemente generan rumores y multiplican las versiones no oficiales. Asimismo, en este puesto se procesa información, se fijan posiciones únicas y se homologan los mensajes de la organización, dando muchas veces el banderazo de salida a una versión pública que deberá replicarse por otros actores institucionales.

Si bien no necesariamente está a cargo de la operatividad del área de comunicación social de la organización, es importante decir que el vocero o la vocera tienen una estrecha relación con ésta, ya que todos los productos comunicacionales se basan en el mensaje construido en la vocería.

Por lo anterior, quien funja en esta posición clave debe contar con características especiales de expresión oral y escrita, manejo y conocimiento de medios, construcción de discurso y mensaje institucional, improvisación y control de crisis, capacidad de síntesis y liderazgo dentro y fuera de la institución.