Los 10 riesgos del plan de Pemex que no quiere que conozcas

Forbes

El plan de negocios 2019-2023 de Petróleos Mexicanso (Pemex) contempla 10 riesgos estratégicos que ponen en peligro los objetivos de la compañía que dirige Octavio Romero Oropeza.

“La identificación de riesgos consiste en detectar y revelar aquellos eventos cuya materialización pone en riesgo el logro de los objetivos estratégicos de la empresa”, detalló la compañía en el documento.

Pemex reservó estos riesgos en el documento publicado esta mañana bajo los lineamientos del artículo 110, fracción IV de la Ley Federal de Acceso a la Información Pública.

A continuación, te compartimos los riesgos del documento al que tuvo acceso Forbes México y que teme Pemex para su plan de negocios durante el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (y cómo piensa mitigarlos):

1. Menores reservas petroleras. Este punto se refiere a una menor incorporación de reservas 3P (Probadas, Probables y Posibles) y un nivel de restitución de reservas 1P (Probadas) menor a lo esperado.

Para resolverlo, Pemex prevé actividades exploratorias y de desarrollo enfocadas en áreas de mayor probabilidad de éxito geológico y comercial.

2. Incumplimiento de explotación de petróleo y gas. Este peligro responde a un menor desempeño de los programas de explotación de corto plazo de gas y petróleo crudo. El gobierno ha planteado una producción de 2.4 millones de barriles de crudo diarios.

La compañía dijo que tiene identificados los campos más susceptibles a no ser rentables por cambios de volumen o precio, y contempla negociaciones para el régimen fiscal. Además plantea un monitoreo periódico del desempeño de proyectos para evaluar su generación de valor económico.

3. Encarecimiento de financiamiento y liquidez. El aumento del costo financiero que requiere Pemex para cumplir con las obligaciones de deuda o el programa de inversión.

Las calificadoras Fitch, S&P y Moody’s han bajado la calificación de Pemex y degradado su perspectiva crediticia ante el rumbo que ha tomado la empresa, limitando la participación de la iniciativa privada.

Una de las estrategias de gestión de este riesgo consiste en la disponibilidad de líneas revolventes conforme a los requerimientos de la empresa que no impliquen mayor nivel de endeudamiento. Actualmente, Pemex cuenta con el mayor monto de líneas revolventes disponibles que ha tenido en la historia.

4. Recursos insuficientes de inversión. Este riesgo responde a que no se generen los recursos suficientes para cumplir con las metas institucionales de Pemex, que el gobierno ha estimado en 1.77 billones de pesos durante este sexenio.

Pemex busca beneficios al régimen fiscal adicionales que reduzcan sus obligaciones tributarias, proyectos rentables, y contrataciónd e coberturas para mitigar los riesgos financieros, com la cobertura del precio de petróleo contratada anualmente.

También suscribir contratos con la iniciativa privada que les resulten atractivos sin ceder la renta petrolera.

5. Proyectos deficientes. El quinto punto se basa en proyectos de inversión con deficiencias en diseño, planeación o ejecución o con sobrecostos que ocasionen desviaciones de los objetivos de la petrolera.

La refinería de Dos Bocas tiene una probabilidad de éxito de 2%, según el IMCO.

Pemex pretende un fortalecimiento de administración de proyectos en fases de diseño y aprobación ,ejecución o Ejecución y seguimiento y evaluación posterior. También jerarquizará proyectos de inversión basados en generación de valor para el Estado mediante mayor productividad y fortaleciendo la cadena de valor.

También señaló contratos con modelos de negocio con riesgo compartido de precio y volumétricos sin ceder la renta petrolera.

6. Pérdida de mercado. Es el riesgo de perder participación en el mercado, principalmente en aquéllos que son rentables.

Pemex definirá mercados objetivos con diversas estrategias como una oferta comercial competitiva mediante esquemas de precios y otorgamiento de créditos.

7.Más robo de hidrocarburos y equipos. El riesgo se refiere al huachicoleo, que costó 66,700 millones de pesos (mdp) en 2018, y el robo de materiales que afecten directamente a su negocio.

La firma aumentará la vigilancia de ductos, otros canales de distribución de productos, fortalecerá controles internos operativos y de capital humano.

8. Errores operativos. Este punto se refiere a fallas en confiabilidad humana, de diseño de proceso o de equipos.

Con el fin de favorecer la continuidad de las operaciones seguras,Pemex atenderá inmediatamente equipos con problemas físicos y tiene programado identificar los activos donde se considere que se requiere contar con redundancia operativa con el fin de reducir la materialización de paros no programados.

Este riesgo se gestiona mediante la aplicación de las mejores prácticas de seguridad industrial y ambiental de la industria, para lo cual Pemex implementa programas de supervisión de los cuales se generan acciones preventivas, correctivas o de mejora.

9. Daños de instalaciones, ambientales y de salud. Se refiere a los daños originados por pérdida de contención en procesos industriales y logísticos de la compañía.

En 2019, la compañía inició un programa de atención a los riesgos generados por problemas en la integridad física de sus activos que presentan mayor probabilidad de ocurrencia o impacto a la salud de los trabajadores, comunidades, medio ambiente y/o instalaciones.

Adicionalmente, la petrolera cuenta con coberturas para estos posibles siniestros con límites superiores exigidos por las autoridades.

10. Corrupción. Pemex teme el favorecimiento de un tercero y perjudicar a la compañía con dolo, mediante la formalización de contratos bajo condiciones inadecuadas o desfavorables.

Para enfrentar este problema, fortalecerá procedimientos que busquen cumplir con las disposiciones jurídicas, contables y financieras para prevenir estos actos, mediante mecanismos de control interno, administración de riesgos, principios de ética e integradad, políticas de transparencia y rendiciónde cuentas y políticas de responsabilidad social.

También desarrolló políticas para definir y normar lo aceptable en relaciones con socios comerciales, y protección de información sensible.

“Asimismo, se han fortalecido los controles en los procesos institucionales para la aprobación de proyectos y la formalización de contratos que mitiguen posibles actos de corrupción”, agregó la compañía en el documento.