En libertad bajo fianza, dueño de AHMSA acude a juzgado a firmar

La Jornada

Alonso Ancira, el presidente de Altos Hornos de México (AHMSA), ya goza de los beneficios de la libertad bajo fianza que adquirió tras pagar hace un par de semanas el millón de euros fijado por el juez de la Audiencia Nacional de España, Santiago Pedraz. Ancira se paseó hoy por la calles de Palma de Mallorca antes de acudir a firmar al juzgado de lo penal de la capital balear en compañía de un prestigioso abogado de la ciudad, Josep Zaforteza, conocido por su defensa de destacados políticos corruptos españoles, entre ellos el ex ministro Jaume Matas.

Ancira, uno de los magnates del sector siderúrgico más importantes de América Latina, llegó alrededor de la una de la tarde a los juzgados de lo penal de la Avenida Alemania de Palma de Mallorca. Es la primera imagen pública y en libertad del empresario desde que fue detenido el pasado 28 de mayo en el aeropuerto de la ciudad española antes de continuar su huida hacia Canada. Ancira va vestido con ropa informal, al igual que el abogado que le acompaña, y a su salida de los juzgados -donde tiene que acudir a firmar cada dos días desde su puesta en libertad- intercambiaron algunos comentarios y después se despidieron estrechándose la mano. Según confirmaron a La Jornada, el empresario tras despedirse del abogado Zaforteza se dirigió a un vehículo Skoda Fabia rojo, donde le esperaban tres mujeres, que se lo llevaron de inmediato de ahí.

Ancira fue detenido el pasado 28 de mayo gracias a una orden de búsqueda y captura girada por la Interpol, a petición de la Fiscalía General de la República (FGR), que le investigapor varios delitos de blanqueo de capitales y por la supuesta compra-venta fraudulenta de una empresa petroquímica a la paraestatal Petróleos Mexicanos (PEMEX), cuando estaba dirigida por el ex funcionario fugado Emilio Lozoya. La dichosa empresa, Agro Nitrogenados, fue adquirida por PEMEX por un sobreprecio diez veces superior a su valor real, con lo que se sospecha de un desfalco al erario público superior a los 500 millones de euros.

En conversación telefónica con el abogado que acompañó a Ancira a la firma ante el juzgado, Josep Zaforteza, éste negó que hubiera asumida la defensa del empresario mexicano. “Yo no soy su abogado ni lo seré. Simplemente le acompañe a firmar como una deferencia. Su abogado es Javier Sánchez Vera y yo no le puedo decir nada más sobre el caso”, aseguró el prestigioso penalista, que ha llevado algunos de los casos más graves de corrupción política y empresarial de la región.

En cualquier caso, Ancira logró la libertad bajo fianza tras depositar un millón de euros (algo más de 22 millones de pesos) ante el juzgado de la Audiencia Nacional, donde se decidirá si finalmente se otorga o no la extradición a México por los delitos por los que le reclama la justicia mexicana. Sin embargo, la FGR, a través de la Agregaduría legal con sede en la Embajada de México en Madrid, tiene todavía pendiente de formalizar la petición de extradición, para lo que deberá entregar la documentación con los delitos que se imputan y los supuestos documentos que probarían la supuesta trama investigada.

Mientras tanto, Ancira seguirá en libertad bajo fianza, con la obligación de acudir a firmar al juzgado cada dos días y con la retirada de su pasaporte tras la prohibición expresa de abandonar territorio español hasta que no se resuelva su proceso penal.