Masticadero Político: Ricardo Monreal saldó la deuda con su cuñado

No están en duda los conocimientos y la capacidad del ex consejero del IEEPCO, Gerardo García Marroquín tras su designación como Director General de Averiguaciones Previas y Control de Procesos en la  Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade).

Peeeero, García Marroquín hizo valer una carta que no tiene cualquiera. Su cuñado es Ricardo Monreal, Presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado y coordinador de la fracción de Morena.

Hace un par de meses, el ex consejero electoral concursó por la magistratura del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO), que en diciembre dejó vacante Víctor Manuel Jiménez Viloria. En el proceso se rumoró que García Marroquín haría valer su carta, ya que el Senado realizó el proceso de selección.

Finalmente, la magistratura fue dada a una mujer, para darle paridad de género al Pleno del TEEO.

Entonces, Monreal quedó en deuda con su cuñado. Este pendiente finalmente fue saldado el viernes, con la designación de Gerardo García Marroquín en la Fiscalía.

***************

Mala estrategia de comunicación en el Congreso del Estado. Ésta es la única razón por la cual los diputados de Morena se llevaron una tunda en redes sociales y medios de comunicación estatales y nacionales, durante esta semana.

A propuesta de la Presidente de la Comisión de Cultura Física y Deporte, Inés Leal Peláez -que por cierto es de Morena-, se reabrió el gimnasio instalados, hace dos legislaturas, en la sede de la Cámara de Diputados.

Sonrientes, los morenitas se subieron a los aparatos y se tomaron fotografías. Incluso, la oficina de comunicación social del Congreso del Estado destacó esta apertura en un comunicado.

En las horas posteriores, la sonrisa se le borró a los diputados.

Usuarios de redes sociales y notas informativas criticaron la falta de congruencia de los representantes de Morena, que en el discurso promueven la austeridad; pero en los hechos, abren un gimnasio, que a su juicio es innecesario.

Este asunto exhibió la incapacidad de la oficina de comunicación que encabeza Francisco Sánchez. No dejó claro que el gasto para la instalación de este gimnasio fue realizado hace más de 3 años; y que desde entonces, el espacio estuvo abandonado.

No dejó claro que el gimnasio es un “elefante blanco”, que costó al bolsillo de los oaxaqueños más de 400 millones de pesos y que desde el año 2015, la inversión estaba tirada. 

Los diputados locales actuales quedaron como los derrochadores de ese dinero, en vez de ser visto como los rescatadores de esta inversión.

La dirección de Comunicación del Congreso local tardó más de 24 horas para hacer esta aclaración, la cual, por ciento, basó en un tuit publicado por la Presidenta de la Junta de Coordinación Política, Laura Estrada Mauro.

Duda: ¿si Estrada no aclara este asunto en su cuenta personal de Twitter, la oficina de comunicación del Congreso no hubiera tomado la iniciativa?.

El comunicado emitido el viernes por la tarde, no da mayores elementos para dejar claro que el equipo y la adaptación del gimnasio fueron pagados en el año 2015, cuando la Junta de Coordinación Política era presidida por el priista Alejandro Avilés.

Ni modo, los diputados y su oficina de comunicación demostraron que están muuuuy lejos de tener músculo.

*******************

Esta semana se colocó un pequeño rayo de luz, a la ya larga penumbra que viven los habitantes de los municipios afectados por los sismos de 2017.

Este viernes, el Gobierno Federal instaló la Comisión Intersecretarial de Reconstrucción (CIR).

En su arranque, Román Meyer Falcón, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) anunció que este año van a plisar más de 20 mil millones de pesos -entre recursos del Programa de Reconstrucción, del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), seguros y otros-, para realizar más de 70 mil acciones en materia de vivienda, cultura, salud y educación.

Oaxaca encabeza la lista de 10 estados que serán beneficiados con este recurso.

Durante la sesión de esta Comisión, el Gobierno federal denunció que la administración del ex Presidente Enrique Peña Nieto simuló dar atención a los damnificados, y que dejó un desorden en los registros de la reconstrucción.

Reiteraron que una gran cantidad de municipios afectados no fueron ni siquiera visitados por los anteriores funcionarios federales y estatales, en consecuencia, no recibieron ninguna ayuda.

Habrá que esperar y vigilar para que la historia no se repita.