Esto es lo que debes hacer para evitar secuestro en el Metro

Excélsior.

Ciudad de México. En esta última semana, las denuncias en redes sociales por intentos de secuestro en algunas estaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro se han viralizado. En la mayoría de los casos, los agresores argumentan sostener relaciones sentimentales con las mujeres afectadas para luego tratar de subirlas a vehículos.

La abogada, activista y defensora de derechos humanos que centra su trabajo en mujeres, Fátima Alvizo, explicó que la autodefensa feminista, que tiene diferencias con la autodefensa personal, no busca de entrada confrontar a los agresores, sino establecer redes de apoyo entre mujeres.

Qué maestra, da clases en la calle al hijo de una vendedora de flores

Recomendó tejer redes de confianza y de credibilidad respecto de lo que ocurre y ayudar a cualquiera que manifieste estar en peligro; ello, se suma a herramientas más físicas.

Tales como como tener las llaves en la mano, el asa de la bolsa entre las manos para en caso de ser necesario tratar de paralizar al agresor, o bien, en caso de ser perseguida golpear los autos para que se activen las alarmas.

También sirve gritar “fuego” o “sismo” porque, considera, las personas no salen a ayudar a nadie si no ven que haya afectaciones directas a su patrimonio. E incluso aprender algunas técnicas básicas de defensa personal.

Para la utilización de herramientas existen legislaciones -varía por estado- que las prohíben, como el gas pimienta o las navajas. Además, estos objetos pueden ser usados en contra de quienes los portan. Aun así, en caso de decidir contar con uno, recomendó conocerlo muy bien.

En su opinión, lo que hay que hacer es perder el miedo.

Si no perdemos el miedo no vamos a poder defendernos, porque el miedo paraliza. Lo que menos esperan los agresores es que las mujeres nos defendamos y hay que utilizar la sorpresa como un medio que ayude en nuestra defensa”.

Confunden a perrita con lobo en Bosque de Aragón

En su oportunidad, la especialista en defensa personal Karen Soto, explicó que las agresiones en el transporte público se originan principalmente por estar distraídas, por lo que recomendó permanecer alertas respecto de las personas que caminan al lado.

Añadió que antes de subir a los vagones es preciso colocar el teléfono celular y otras pertenencias dentro del bolso o mochila y colocarlos al frente para rodearlos con alguno de los brazos que queden libres. De ser alguien que escucha música sugirió portar solo un auricular para así estar atento a lo que suceda alrededor.

Para las mujeres y ante ataques de posibles acosadores; dijo, se pueden utilizar los brazos y piernas como defensas; además, colocar antebrazos en el pecho y en caso de ser necesario empujar con los codos al agresor.

Finalemte, puntualizó en la importancia de primero pedir ayuda con voz fuerte y firme.