Riesgo de escasez si hay compras de pánico: Pemex

La Jornada.

Ciudad de México. El gobierno federal, por conducto de Petróleos Mexicanos (Pemex), emitió una advertencia acerca de que las compras de pánico de combustibles pueden generar escasez del producto, luego de que este miércoles las gasolineras afectadas por la falta de suministro alcanzó a 11 por ciento de las estaciones de servicio de Ciudad de México y el área metropolitana, la zona de mayor consumo en el país con más de 20 millones de litros de gasolina diarios.

En un comunicado difundido la noche del miércoles, Pemex hizo un nuevo llamado a la población a evitar las compras de pánico, no caer en la especulación, actuar con prudencia y serenidad, y hacer caso omiso de las noticias falsas o rumores sin fundamento, mientras se normaliza el suministro de combustibles.

Explicó que en Ciudad de México y el área metropolitana se incrementó la demanda debido a compras extraordinarias de combustibles, pero reiteró que se cuenta con inventarios suficientes en las terminales de almacenamiento y de despacho de Pemex para atender a la población.

Pemex cumple con la entrega de los cargamentos de gasolina acordados con las estados afectados, entre ellos Ciudad de México, Jalisco, Guanajuato, Querétaro y Michoacán, señaló en el comunicado.

La empresa productiva del Estado consideró que el Plan Conjunto de Atención a Instalaciones Estratégicas de Pemex para combatir el llamado huachicol consiste en cerrar los ductos por donde la delincuencia extraía el combustible, los cuales serán reabiertos conforme se asegure que se pueden evitar el delito y el daño al erario.

Indicó que Pemex avanza en la operación del sistema alternativo de distribución por medio de pipas para abastecer la demanda y entrega en tiempo y forma de los cargamentos comprometidos.

Crecen las filas de espera

El cierre de las gasolineras y las largas filas de automóviles para la adquisición de combustibles fueron más evidentes para la población de Ciudad de México y el área metropolitana.

De acuerdo con datos oficiales, el número de gasolineras afectadas por el desabasto ascendió a más de 140, equivalentes a 11 por ciento de las estaciones de servicio ubicadas en la zona, de un total de mil 250, aproximadamente.

Racionan las ventas

Durante la jornada de este miércoles, los despachadores se negaron a verter combustible en bidones y comenzaron a racionar las ventas. En las estaciones de servicio cerradas se desconocía cuándo serían reanudadas las operaciones.

La Organización Nacional de Expendedores de Petróleo en la zona del calle de México aseguró que el número de gasolineras cerradas fue el mismo que las del martes; sin embargo, apuntó que el desabasto se debió a la inusual demanda.

Los flujos de combustibles mediante pipas continuaban este miércoles e incluso había producto listo para ser distribuido en la terminal de Añil, ubicada en Ciudad de México.

En tanto, la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) aplaudió la intención del gobierno federal de combatir el robo de combustibles, pero admitió que no hubo un cálculo de los daños colaterales que se tradujeron en el desabasto en Ciudad de México.

Las más de 5 mil pipas destinadas para cubrir el suministro de combustibles, que fue suspendido como parte de las medidas de combate al huachicol, han sido insuficientes para cubrir la demanda, aseveró el presidente de la Amegas, Juan Pablo González.

El caso más importante es que reabran el tramo que alimenta de combustibles a las terminales de almacenamiento de México, señaló el directivo en una entrevista radiofónica.