Masticadero Político: Agandalle en la gira de AMLO en Oaxaca, Murat se topó con la “maquinaria” de Morena

Nos dicen que en la visita de la semana pasada a Oaxaca por parte del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador las cosas estuvieron rudas para los priístas oaxaqueños.

No fue para menos, resulta que el equipo del Presidente Obrador ninguneó al gobierno de Alejandro Murat al grado de evitar que salieran en la foto.

Resulta que los equipos de giras de AMLO y del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) se adjudicaron todo e hicieron parecer un evento institucional como un mitin de MORENA.

Y como evidencia va un dato: No dejaron subir al templete al Senador Raúl Bolaños Chacho Cué, pero sí a los senadores Salomón Jara y Susana Harp ¿Por qué?

Pero que se vayan acostumbrando nos dicen, todo apunta a que así serás las futuras giras del Presidente en Oaxaca.


Arrepentimiento y/o acuerdos entre priístas

A quienes les aplica aquel dicho popular “de los arrepentidos quiere Dios” son a los diputados locales Magda Isabel Rendón Tirado y Gustavo Díaz Sánchez (alias el gato), ambos del PRI, pues resulta que se arrepintieron de impugnar la Junta de Coordinación Política y la Mesa Directiva del Congreso del Estado y desistieron de su demanda ante el Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca (TEEO).

¿Qué habrá pasado? llegaron a un acuerdo los dos diputados para celebrar su navidad a gusto o quisieron evitar el oso en el momento en el que los magistrados del TEEO desecharan su demanda.

Estamos convencidos que fue lo primero…pero ¡arrepentidos quiere Dios!


Diputados pasan la tijera vs comunidades indígenas

A quien no le dieron una noche buena los diputados federales fue al director del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes, pues en el presupuesto 2019 los diputados le pasaron la tijera.

Dicha acción provocó que el 24 de diciembre, justo en vísperas de la noche buena, Adelfo tomara su twitter para lamentarse.

El funcionario de AMLO escribió.. “Lamentable la disminución al Presupuesto destinado a los Pueblos Indígenas y los candados para que nuestras comunidades indígenas puedan ejercer los recursos públicos de manera directa. Señal de que nuestros caminos siguen siendo adversos”.

Así las cosas, veremos qué otra joya encontramos en el Presupuesto.


Los diputados federales, principalmente los de Morena, no escucharon al Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante los tres días que el mandatario federal estuvo en Oaxaca anunció, insistentemente, que los más de 2 mil 200 millones de pesos asignados al programa de pavimentación de caminos rurales, sería entregado directamente a las autoridades de los municipios beneficiados, para garantizar la transparencia en el manejo de los recursos, y “que rinda”.

Sin embargo, en el dictamen de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, aprobado la madrugada de lunes por la aplanadora de Morena en el Congreso federal, no se estableció expresamente que este dinero de camino rurales será ministrado directo a los municipios.

Solo señalaron que esta modalidad será “cuando corresponda” y que deberá contar con la bendición del Gobernador


El Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) enfrenta, otra vez, una crisis financiera; al grado que no contó con recursos para pagar las prerrogativas a los partidos políticos.

Este asunto promete dar más en estos días, porque el Goboernador Alejandro Murat levantó la cartera al órgano electoral y ya le anunció que no habrá más dinero en este año.

Incluso, el Procurador Fiscal de la Secretaría de Finanzas impugnó ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) la orden de ministrar más de 3 millones de pesos de forma extraordinaria al IEEPCO, para financiar las elecciones extraordinarias. Los magistrados federales le dieron palo al Gobierno de Murat, como se dice entre los abogados. Ordenaron pagar.

Los partidos (por lo pronto: PUP, PT y PRD) ya presentaron sus respectivas denuncias ante el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO).

Esta novela de amor y odio promete… saque las palomitas.