“Oaxaca es la meca de las artes”: Deborah Caplow

Proceso.

Ciudad de México. Como curadora de las exposiciones Maestros oaxaqueños y El Arte Gráfico Contemporáneo en Oaxaca, la historiadora de arte Deborah Caplow se refirió al estado como “la meca de las artes”.

Con ambas exposiciones, el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) festejará 30 años de su fundación, a iniciativa del maestro Francisco Toledo.

“Es increíble lo que está pasando aquí. Cada día hay un evento cultural, hay cientos de artistas, decenas de talleres, más de 20 colectivos, entonces, la gráfica que hay en Oaxaca es un fenómeno increíble a nivel mundial”, afirmó Caplow tras reconocer al IAGO como una institución que ha cambiado todo en la entidad.

Añadió: “La biblioteca del IAGO es única en el país porque no hay otra biblioteca abierta para los jóvenes. Las bibliotecas en México siempre están cerradas y ésta es de estantería libre, de ahí que la mayoría de los grabadores dicen: ‘somos hijos del IAGO’, porque aquí se formaron”.

La exposición Maestros oaxaqueños, que cuenta con 45 obras de 14 artistas, entre ellos Rufino Tamayo, Francisco Toledo, Sergio Hernández, Rubén Leyva, Enrique Flores, Rodolfo Nieto, Shinzaburo Takeda, Demián Flores, José Villalobos, Guillermo Olguín y Rodolfo Morales, será inaugurada en el IAGO el próximo viernes 9 a las 7 de la noche. La Orquesta Pasatono dará un concierto en el mismo lugar.

Un día después, a las 17 horas, se inaugurará en el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa) la exposición El Arte Gráfico Contemporáneo en Oaxaca, con más de 200 piezas de puros artistas oaxaqueños que expondrán arte político, abstracto y figurativo a través de litografías, serigrafías, grabados, piezas tridimensionales y esténciles, y un grabado en una guitarra.

Las obras fueron prestadas por los artistas y varios coleccionistas de Oaxaca, incluidos a Nancy Mayagoitia, Gabriel Mendoza, Francisco Toledo, Héctor Audifred, Abraham Torres y el propio IAGO.

Caplow, autora de publicaciones como “Una breve y parcial historia del grabado político” y “Leopoldo Méndez, El arte revolucionario y el estampado mexicano”, manifestó que, para realizar la curaduría de las dos exposiciones, le llevó más de un año mostrar el boom de la gráfica de Oaxaca en el mundo.

Antes de presentar a la curadora, el director del CaSa, Daniel Brena, coincidió en que Oaxaca “es una de las ciudades más dinámicas en cuanto a gráfica en el mundo y es momento que celebremos eso y lo promocionemos”.

La investigadora dijo que ahora mismo “hay un interés en el mundo por venir a Oaxaca y conocer su cultura y las artes, el grabado, la pintura, la música, la danza, a tal grado que varias universidades mandan a sus alumnos a cursos de verano a esta ciudad”.

Explicó que el movimiento de las artes en Oaxaca ha crecido en los años recientes, sin embargo, el boom empezó desde los 90 con artistas como Tamayo, Toledo y Morales, quienes patrocinaron muchas instituciones y apoyaron a muchos alumnos que hoy exponen en el mundo.

Sin embargo, abundó, la gráfica en Oaxaca se fortaleció durante el conflicto sociopolítico de 2006, con las barricadas, y la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, de donde salieron varios colectivos, dentro de ellos Asaro (Asamblea de Artistas Revolucionarios de Oaxaca), Arte Jaguar y Lapiztola, quienes llenaron las paredes con grabados, apoyados por Takeda, Toledo y maestros más grandes.

Caplow explicó que estos artistas “desarrollaron un estilo vinculado al del TJP (Taller de Gráfica Popular) y a Leopoldo Méndez para dar a conocer a la gente los problemas y cómo resolverlos para comunicar ideas o eventos donde las líneas son fuertes y el motivo es claro”.

También destacó que el papel de las mujeres ha crecido mucho. Hace 20 años no había y ahora hay como 14 o 20 mujeres que participaran en la exposición, detalló.

La artista señaló que ha estudiado la gráfica de México desde 1995 para su tesis de doctorado sobre Leopoldo Méndez, y “visitando a Oaxaca me di cuenta que hay una gran influencia de Méndez sobre el arte político en Oaxaca”.

Añadió: “Estuve en los años 90 durante el boom de las artes, de galerías, del arte fino de Oaxaca con Toledo, Tamayo, Morales y Alcázar, Flores, pero fueron los eventos de 2006 que me impulsaron a estudiar los vínculos entre la gráfica de antes, de los años 30, 50, 60, y la gráfica de hoy, porque la influencia de Méndez y su grupo, el taller de gráfica popular, es muy evidente en el arte político de Oaxaca, los grabados, los esténciles”.

Por esta razón, dijo, comenzó a investigar la gráfica en Oaxaca y “decidí investigarla en serio, porque es un fenómeno increíble. Como en ningún otro lado en el mundo hay tantos artistas, tantas prensas y tantos talleres que no hay en otras ciudades. Estoy planeando un libro sobre este fenómeno”, puntualizó.

Finalizó: “Ahora es el tiempo y el momento. Nadie ha reunido a los artistas de Oaxaca y logramos reunir a 100 artistas. Hay muchos muy políticos y ellos van a hacer dos o tres paredes de gráficas, de esténciles, de carteles y grabados, y otros artistas como Toledo y Takeda y muchos otros que trabajan en el arte fino. Otros están por el post moderno, punk, y estoy muy contenta con los resultados”.