Tres veces más muertos por diabetes que por homicidio en México

Huffingtonpost.com

Ciudad de México. Las políticas públicas del gobierno federal destinadas a contener el crecimiento acelerado de diabetes mellitus han fallado. En 2016 murieron prematuramente 105 mil 574 personas en México por este padecimiento. Ese mismo año el Sistema Nacional de Seguridad Pública registró 35 mil 342 homicidios en todo el país, un tercio de los muertos por diabetes.

En el segundo de cuatro estudios realizados por la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), titulado Salud Deteriorada, revela una serie de deficiencias en la política de atención y prevención de la diabetes del gobierno federal, además de malas prácticas y la opacidad que prevalece en la compra gubernamental de insumos necesarios para su implementación.

Uno de los descubrimientos más importantes fue la ausencia de una estrategia nacional para la compra de insulina, lo que evita ahorros por compras consolidadas, genera variaciones importantes en los costos que maneja cada entidad federativa, y el consecuente sobreprecio en varios estados.

En 2016 los servicios estatales de salud – que atienden a la población más pobre del país- compraron insulinas a $170 pesos en promedio, mientras que el IMSS compró a un precio promedio de $54.5. Esto representa un potencial malgasto de 358 millones de pesos”.
Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

También se encontraron inconsistencias por casi 107 millones de pesos en la adquisición de 482 mil 634 tiras de microalbuminuria, uno de los implementos más efectivos para la detección de complicaciones de la diabetes.

La Auditoría Superior de la Federación ha detectado fugas de material, maquillaje en el reporte de pruebas realizadas y compras de lotes sin la caducidad necesaria. Así, sólo una de cada 25 pacientes recibió una prueba de este tipo en 2016″.

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

Las políticas de prevención han fallado, al punto en que la diabetes representa actualmente una de las mayores cargas de enfermedad y discapacidad en México, con 6.4 millones de adultos mayores de 20 años sujetos a tratamientos médicos.

Los avances en esta enfermedad resultan en cerca de 20 mil amputaciones anualmente. Además, han ocasionado que la pérdida de función renal en más de 80 mil personas, que ahora dependen de terapias de remplazo para poder sobrevivir.