Profepa reconoció que quedará impune matanza de más de 300 tortugas en Oaxaca

0
238

Virgilio Sánchez/RIOaxaca

La matanza de más de 300 tortugas quedará impune.

El director general de Inspección y Vigilancia de Vida Silvestre, Recursos Marinos y Ecosistemas Costeros de la Profepa, Joel González aseguró que nos existen posibilidades de dar con los responsables de colocar la red, en la cual quedaron atrapados los quelonios, frente a la costa de Oaxaca.

“Prácticamente son nulas (las posibilidades de dar con responsables), los pescadores cuentan con permisos, hay costas donde ellos pueden hacerse a la mar, embarcar, desembarcar; y eso hace muy complicado y casi nulo que podamos identificar a los responsables”, dijo, en una entrevista a El Financiero Bloomberg TV.

El martes fueron localizados los restos de más de 300 tortugas golfinas, que están e peligro de extinción; frente a las costas de Puerto Escondido.

Estos animales, según las primeras investigaciones, quedaron atrapados, desde hacía ocho días antes, en una red abandonada por pescadores.

El directivo de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente argumentó, que también complica esta investigación, el hecho de que las embarcaciones que usan estas redes no están obligadas a contar son sistema de localización satelital; cuyos registros les permitiría consultar a la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca).

Anunció que la Profepa presentará una denuncia penal contra quien resulte responsable.

González aseguró que esta red, de 120 metros de largo aproximadamente, no está prohibida; sin embargo, no la ley no permite que los pescadores la dejen abandonada.

“Estas redes deben estar supervisadas por el propio pescador”, agregó.

El funcionario federal comentó que la Profepa tiene, hasta este momento dos posibles razones por las cuales esta red estaba en ese lugar.

“Para el caso de esta red, apunta a dos situaciones: una, a una pesca irresponsable, en la que simplemente se deja una red a la deriva en las aguas marinas y es en donde se enmallan las tortugas. Y la otra puede deberse a un incidente que hayan sufrido algunos pescadores, ya sea que se pudo haber descompuesto la embarcación, el clima los obligó a abandonar la red”, comentó.