Alebrijes pide milagro de Navidad

El Universal.

Ciudad de México. Santiago San Román, presidente de Oaxaca, revela que ha tenido acercamientos con Enrique Bonilla, mandamás de la competición mexicana, con el fin de obtener una prórroga para ampliar su estadio de 14 mil 950 a los 20 mil lugares embutacados requeridos por el máximo circuito.

“Lo único que nos falta es lo del estadio. En lo demás, estamos correctos: estructura de fuerzas básicas, ningún adeudo o controversia. Somos un equipo sólido”, explica el jerarca del campeón de la categoría de plata en charla con EL UNIVERSAL Deportes.

Alebrijes conquistó ayer, ante Bravos de Juárez, el medio boleto para subir a la Liga MX. Sin embargo, por las carencias de su recinto, por reglamento, no tienen derecho a ascender.

San Román descarta acudir a solucionar ese problema ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

“Estamos para sumar y no llegar a esas instancias. Esperamos que nos den luz verde para ampliar el estadio y ser de Primera División, sin problemas”, anuncia.

El reglamento de la Liga MX se endureció en cuanto a los requisitos para llegar a esa categoría.

Le pide a los equipos del Ascenso que su estadio tengo un aforo mínimo de 20 mil asientos con butaca. Como complemento, tener una casa club y un sitio de entrenamiento, fuera de su inmueble.

Además, no tener nexos económicos o sociedades con otros del máximo circuito para impedir el crecimiento de la multipropiedad, que está prohibida por la FIFA.

En caso de no cumplir con los requerimientos, la franquicia que gane deportivamente el ascenso, recibirá como compensación 120 millones de pesos, aunque tendrá que permanecer en la categoría de plata otro año.

Bálsamo para Oaxaca. El triunfo de Alebrijes representó un bálsamo para Oaxaca, luego del terremoto de septiembre pasado que afectó a varias comunidades y dejó miles de damnificados.

“El lograr el título es una forma de darle alegría a la gente. Es decirles que no importa cuántas veces te derriben, sino que te levantes más fuerte”, señala Santiago San Román, presidente del conjunto del sureste.

“La victoria es de un pueblo que sufrió mucho, para sus familias y esperamos que todo mejore. Nosotros apoyamos económica y anímicamente”, presume.