Regresa Radio Plantón a las calles del plantón magisterial

Por Rodrigo Islas

Afuera del edificio del magisterio, en la calle de Armenta y López, Radio Plantón está de regreso en el plantón magisterial. Hay una mesa larga donde cuatro hombres hablan  por la señal de la transmisión.

Hoy se cumplen diez años del intento de desalojo de la policía estatal hacia el plantón magisterial de aquel entonces, y en el programa Libélula Callejera se habla de quien será el Chucky de este sexenio, del desmantelamiento del IMSS, de la gasolina de importación y los otros combustibles que vienen del extranjero.

Radio Plantón ha regresado bajo el pretexto de una Segunda Jornada Radial, a diez años de la rebelión popular. Son las doce y media del día, frente a la mesa y el edificio magisterial, en medio de lonas, mecates y tiendas de campaña del actual plantón que la CNTE oaxaqueña mantiene contra la Reforma Educativa, están colocadas unas sillas en las cuales curiosos e integrantes del plantón se han detenido a escuchar la transmisión.

“¿Así están las cosas ya?” le pregunta un señor de no más de sesenta años a una maestra refiriéndose a este regreso al plantó de la radio que enlazó y significó en todos los sentidos posibles al movimiento social de la Oaxaca del 2006.

“Si” es la respuesta de la maestra con cara de genuina gravedad. “Está bien” concluye el señor con rictus de resignación.

Mientras vendedores de pepitas y cocteles de frutas desfilan ofreciendo su mercancía, unos de los participantes en el programa, un maestro que solo lo identifican como Isaac segura que hoy la Coordinadora (CNTE) tendrá que asumir su rol.

Replanteándose como sindicato, rediseñando la estructura sindical, “con un diseño horizontal n o estilo IEEPO”.

Dice el maestro ante la cara de sus compañeros participantes a los cuales al menos a dos de ellos parece saltarles un poco su último concepto.

Habla también de que los maestros en este embate y movilización contra la Reforma Educativa deben de ser más autogestivos, producir su autoconsumo para no depender ya de las transnacionales.

“Hay que descolonizarnos” dice Isaac, mientras a su lado un tipo canoso con guitarra prepara sus cuerdas y afina la garganta

“Hoy hay muchas tareas y  para cada quien. Autonomía, autodeterminación. Los maestros oaxaqueños debemos ser hoy más que nunca sujetos sociales con conciencia de clase”.

Un minuto después de que Isaac ha terminado y mientras un cumulo de agua de lluvia acumulada se deja caer de una de las lonas, el tipo a de cabello largo y a mitad de sus cincuentas ejecuta una poesía decimal y un son de protesta que la poca gente espectadora sigue con sus palmas y en el que un párrafo final habla de que “no es lo mismo güey que vaca”.

Seguido de otro maestro al que identifican como Sansón que habla de que hoy los tiempos ya no están para esperar un salvador, de que el estado mexicano también maneja las finanzas de las organizaciones sociales para tener el control sobre ellas.

Habla de infiltrados en un movimiento  que aun así no puede ser controlado. “Todos somos complementarios, aquí nadie sobra”

Da por discurso incluyente casi al terminar la transmisión. Nos acercamos entonces al conductor del programa, el maestro José Rodríguez, que accede a platicar sobre este plantón y esta radio en el interior del comedor del edificio magisterial.

El mentor y locutor menciona que esta salida a la calle de Radio Plantón es un esfuerzo de varios radiaristas, con doce programas que comprenden la colaboración de estudiantes, amas de casa, de maestros, de personas del sector salud.

Afirma que como en todo en esta radio también hay desacuerdos, altibajos y algidez, pero que aun de eso intentan salir avantes.

Rodríguez menciona que Radio Plantón debe ser una voz diferente, una voz alternativa. “Una voz abierta”.

“Los compañeros que había comisionados para la Radio poco a poco han tenido que ocupar sus plazas”

Explica que a partir de que el gobierno federal se hizo con el control del IEEPO, “hubo un ahorcamiento en todas las finanzas de la Sección 22”.

“Están congeladas las cuentas, no hay pago para todos los compañeros comisionados.  Esto ha obligado a las organizaciones e individuos comprometidos a que se vaya sosteniendo la Radio con las aportaciones de todos”.

Explica que este será por lo pronto la  única salida a la calle de Radio Plantón. Comenta que un esfuerzo así requiere cobertura pero que estos esfuerzos “serán recurrentes” dentro del actual plantón magisterial.

“También está dentro del alcance que nos dan las posibilidades y todo va a estar dependiendo de acuerdo a como se desarrolle el movimiento”. Dice que trasmitirán las 24 horas del día con jornadas agotadoras en los que los participantes se irán relevando.

“Necesitamos que cada vez más compañeros se vayan sumando a este proyecto”. Señala que la señal de la radio se puede encontrar por internet, y que lo mismo puede llegar hasta Teotiltlán que hasta la Villa de Zaachila o el ejido Guadalupe Victoria, con un radio que oscila entre los veinte y quince kilómetros.

“Hemos estado cambiando de frecuencia porque también hay bloqueos, la gendarmería, el G4, su  aparato de inteligencia, nos ha estado bloqueando. Por lo que hemos estado transmitiendo dentro de la frecuencia del 92.1 hacia arriba y hacia abajo”

“Nos han estado obligando a movernos, hay un constante bloqueo, pero la transmisión es permanente, no nos hemos detenido”

Apunta que con el  mismo movimiento magisterial irán saliendo cada vez más a la calle, como la transmisión que harán hoy desde el zócalo.

Rodríguez comenta que retransmiten en Plantón a Telesur y a Radio educación, que su propósito final es “contrarrestar la voz comercial que sataniza el movimiento”.

A la pregunta de si están preparados para un posible desalojo de fuerzas federales y estatales su respuesta es afirmativa.

“Lo estamos, pero aunque este llegara. La voz de Radio Plantón no se va a callar”.