DETRÁS DE LA NOTICIA: Se juega Nuño, presidencial en Oaxaca, contra la CNTE

0
71

A su estratégica ubicación geopolítica, Oaxaca suma ser laboratorio político nacional.

Desde la década de los 70, es arena y campo de batalla por el rumbo del proyecto de nación.

Sus más destacados políticos han contribuido a la definición de los candidatos presidenciales. Es consecuencia lógica y natural del talento y/o genial perversidad de los oaxaqueños.

Así ha sido a lo largo de la historia contemporánea de Oaxaca. Alfonso Pérez Gasga era compadre de Miguel Alemán Valdéz, Rodolfo Brena Torres amigo de Adolfo López Mateos.

Víctor Bravo Ahuja era compadre de Luis Echeverría, Pedro Vásquez Colmenares amigo de Hugo Cervantes del Río, Heladio Ramírez López amigo de Echeverría y Carlos Salinas.

Diódoro Carrasco Altamirano también está vinculado a estos dos últimos ex presidentes, José Murat Casab amigo de Luis Donaldo Colosio Murrieta y Ernesto Zedillo Ponce de León.

Ulises Ruiz Ortiz es amigo de Roberto Madrazo Pintado. No es nada nuevo bajo el Sol.

Aunque han jugado en las grandes ligas nacionales, ciertamente, algunos políticos oaxaqueños no han sido tan ilustres. De ello, dan cuenta las páginas negras de la historia de Oaxaca.

Obligado es este recuento histórico para entender la trascendencia nacional del desenlace del conflicto magisterial. En Oaxaca, se libra la madre de todas las batallas contra la CNTE.

Ocurre de esta manera porque Oaxaca será la medida del éxito o fracaso de la Reforma Educativa. Y con ello, Aurelio Nuño se juega la candidatura presidencial contra la CNTE.

A la luz de esta realidad política podemos adelantar que el Cártel de la Sección XXII tiene perdida la guerra. Y será así porque en las sucesivas batallas serán derrotados por la Federación.

Y la fórmula para conseguirlo es la aplicación irrestricta de la Ley. El imperio soberano de la Ley será impuesto por las fuerzas federales. Es el ejercicio legítimo de la fuerza del Estado.

Es la nueva realidad que los capos y sicarios magisteriales, así como los comandantes públicos y clandestinos de la guerrilla del Ejército Popular Revolucionario (EPR) no han sabido leer.

No terminan de entender que con su escandalosa corrupción mataron la gallina de los huevos de oro. Cuantas más acciones terroristas emprenda la guerrilla urbana justificará su combate.

Son terrorismo los bloqueos carreteros y de empresas, retención y quema de vehículos, saqueo de mercancía de empresas; destrucción de oficinas y quema de documentos y mobiliario.

Y lo son con mucha mayor razón la colocación de barricadas. En horas sobrevendrá la toma de radiodifusoras para denunciar la supuesta represión. Es el nuevo intento por reeditar el 2006.

Los viejos y nuevos comandantes del EPR infiltrados como maestros en el Cártel de la Sección XXII de la CNTE están plenamente identificados. Su ostentación de nuevos ricos les exhibe.

Más importante es todavía que los organismos de inteligencia civiles y militares tienen identificados a los políticos y empresarios que les apoyan y financian sus acciones subversivas.

Sus nombres no son ningún secreto de Estado, incluso, para los ciudadanos de a pie. Han sido mecenas de la izquierda radical desde la década de los 70, hace ya 46 años. Casi medio siglo.

Hago mío el texto que circula en las redes sociales WhatsApp, Facebook y Twitter intitulado

Hoy siento la necesidad de acusarte maestro”.

Después de ver a varios “maestros manifestantes”, golpear a un policía, desvelado, de avanzada edad y desarmado, ser masacrado con piedras, palos, botellas y bombas molotov.

Hoy, por fin pude ver claro, tú no eres la víctima del sistema, ¡eres el victimario del país!

Has cometido la más grande traición que patria alguna puede sufrir: ser traicionado por aquellos que tienen en sus manos el futuro y destino del país.

Durante muchos años has dañado sistemáticamente el conocimiento del estudiante en el afán de unos cuantos pesos que realmente son inmerecidos.

Te quejas del sistema de gobierno, pero el máximo represor del magisterio no se llama gobierno se llama SINDICATO, ése que te obliga a marchar bajo el sol gritando consignas que no entiendes.

Ése sindicato que como dueño de tu plaza, puede decidir mandarte al más recóndito rincón de la sierra si tú te atreves a protestar alguna de sus decisiones, ése sindicato que ha creado a los líderes sindicales, más grandes y poderosos millonarios de nuestro país…

  • ¿O acaso alguna vez has preguntado a donde se van tus cuotas sindicales?
  • ¿Has recibido algún beneficio de ellas?
  • ¿Alguna vez te han entregado cuentas de tus cuotas?

Sé que tú maestro, en eso del sindicato lo único que tienes culpa es ser un BORREGO AGACHÓN en el afán de seguir comiendo tres veces al día y adormeciendo tu conciencia para no ver el gran crimen que cada vez que abandonas tu escuela cometes.

Por eso:

Hoy te acuso maestro, del gran atraso en la educación del país.

Hoy te acuso maestro, de causar la pobreza del estado.

Hoy te acuso maestro, de la falta de médicos.

Hoy te acuso maestro, ¡de los políticos que tenemos!

Hoy te acuso maestro, ¡de SER EL MAS GRANDE AGRESOR DE LA CIUDADANÍA!

Hoy te acuso maestro, ¡de ser RATERO!

Hoy te acuso maestro, ¡de ser TRAIDOR DEL PUEBLO!

Eres maestro, realmente una clase privilegiada ¿o un PARÁSITO SOCIAL?

Quieres un país próspero y tú solamente trabajas CUATRO Y MEDIA HORAS, cuando llegas a la escuela.

Quieres un país próspero y sólo trabajas 200 días al año.

  • Menos días festivos.
  • Menos días de paro.
  • Menos permisos económicos.
  • Y si tienes la suerte de enfermar, menos días de incapacidad.

Hoy te digo maestro: que esos obreros y campesinos a los que con tus paros niegas la educación a sus hijos y que son los QUE CON SU SUDOR MANTIENEN TU SUELDO, trabajan 45 o 48 horas semanales durante 12 meses.

Es a esos obreros a los que con tus bloqueos les niegas el paso y la capacidad de ganar el pan de cada día o les niegas el derecho a comprar sus alimentos.

Tus paros y bloqueos no afectan a los gobernantes: AFECTAN AL PUEBLO

Es por eso maestro que hoy ¡TE ACUSO DE TRAIDOR!

No esperes, pues, maestro, que el pueblo aplauda tu lucha cuando el pueblo es la víctima de tu agresión.

No te sorprendas, pues, maestro, cuando el pueblo cansado de ti, se vuelva en tu contra y se cobre todos y cada uno de tus agravios.

Suscribo el texto. Estoy TOTALMENTE de acuerdo.

 

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila