Reviven conflicto habitantes de Santo Domingo Ixcatlán; piden justicia

Por Francisco Ramírez

A seis años de haber sido desalojados después de mantener sitiada la comunidad de Santo Domingo Ixcatlán, pobladores de la misma y familiares del ex presidente municipal Fredy Eucario Morales Arias, piden justicia y que sean resarcidos los daños que elementos de la policía estatal causaron el 30 de Enero de 2011.

Sin dar cuenta del fondo de esta problemática, la cual se encuentra inmersa en el añejo conflicto de tierras entre Santo Domingo Ixcatlán y Chalcatongo de Hidalgo, la profesora Alma Morales Arias, hace un recuento de lo que han sido el transitar de la problemática desde el 2011.

De acuerdo con ello reconoce que desde ese entonces la comunidad ha permanecido en el abandono, no tienen escuelas, “no hay desarrollo”.

Morales Arias en este sentido hace pública su comparecencia ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) en la cual cumplen el objetivo de llevar hasta esta instancia a servidores públicos del actual gobierno estatal, a quienes señalan de abuso de autoridad.

El grupo de mujeres y hombres que se dicen haber sido reprimidos el 30 de enero del 2011 por un aproximado de 800 elementos de la policía preventiva, ministeriales y fuerzas especiales al mando de Roberto César Alfaro Cruz, Marco Tulio López Escamilla y Francisco Santiago, dicen tener temor de volver a ser reprimidos por revivir y volver a denunciar estos hechos.

Por ello insisten en su interés de hacer nuevamente la denuncia pública para que se investiguen los abusos que cometieron estas personas en contra de pobladores de Santo Domingo Ixcatlán, donde les torturaron, agredieron e intimidaron, además de causar destrozos y saquear casas y comercios; quemando carros y hogares.

De la misma manera consideran que a raíz de esto el conflicto agrario con el municipio de Chalcatongo de Hidalgo, “se pudrió” a pesar de tener como antecedente el haber firmado un pre convenio de paz firmado el 14 de febrero de 2008.

Con datos recopilados via internet, se establece que Santo Domingo Ixcatlán ganó resolución agraria ante los tribunales, pero Chalcatongo tenía posesión sobre las tierras y había establecido una comunidad.

El expresidente municipal, Freddy Eucario Morales Arias del PRI, y quien mantenía una relación muy cercana con el gobernador Ulises Ernesto Ruiz Ortíz, por haber sido representante de su campaña, empezó a usar la violencia supuestamente para resolver el conflicto.

Morales Arias armó a la gente y empezaron a agredir a comuneros de Chalcatongo y destruir casas. Pero hubo un grupo en Santo Domingo que no iba por la violencia, que tenía la idea de resolverlo por la vía del diálogo.

El gobierno propuso que si cedían parte de las tierras, daría a cambio millones de pesos.

Freddy fue muy vinculado con las “Guardias Blancas”, involucradas en la represión del 2006 en Oaxaca, por ello es que era protegido por el gobierno.

El 30 de abril del 2008 fue asesinado el secretario del comisariado. Asesinan a Don Melesio, Inocencio y Gustavo de la forma más cruel: a uno lo queman vivo, a otro lo asesinan y lo descarnan.

Así también habían existido amenazas, tentativas de homicidio, y en diciembre de 2009 la comunidad fue sitiada por un grupo armado de 50 personas, las cuales expulsaron a la policía del estado, amenazaban con que si no liberaban a Freddy accionarían.