Tanivet, cárcel inhumana, degradante y cruel: Arturo Peimbert Calvo

“Hay tratos crueles, indignos, inhumanos y degradantes por parte de las autoridades y de los funcionarios que trabajan en el penal de Tanivet”.

Así de puntual fue Arturo Peimbert Calvo, Defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, sobre la situación en el mencionado penal femenil después de la protesta y posterior segregación de seis de sus internas, y en el cual es clara la violación sistémica y reiterada de los Derechos Humanos de su población penitenciaria.

El defensor aseguró que, a pesar de que ya existían quejas de la calidad del agua del penal o de que se operaban traslados arbitrarios que alejaban a las internas de sus comunidades origen, estas nunca se habían atrevido a hablar de la manera en que lo han hecho, denunciando el salvajismo con el que son tratadas, ante cuyos señalamientos la directora del penal, Ángela Itzel Torres Lozada, y el subsecretario de Prevención y Reinserción Social de la Secretaría de Seguridad Pública, Baldemar Pérez Canseco, se han mantenido en la absoluta indolencia.

Peimbert comentó que, no es a él al que le corresponde decir si estos funcionarios deben separarse o no de su cargo.” No me compete” comentó en entrevista el defensor.

De quienes si les compete, gubernatura del estado, Secretaría de Seguridad Pública, Secretaría General de Gobierno, es de quienes Peimbert manifestó que la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, se encuentran en espera de ver cuál va a ser su reacción.

“Nuestra recomendación va sobre la Secretaría de Seguridad Pública a través de su ala de readaptación social y del sector Salud”

Aseguró el titular de la DDHPO y reconoció que como institución encargada de salvaguardar los Derechos Humanos, a la Defensoría le ha hecho falta en el pasado más labor de investigación a la hora de abordar problemas de tratos subhumanos a sus reclusos por parte de las autoridades penitenciarias.

“Preguntar sobre temas que las mismas internas no saben que son de derechos humanos, como una interna con un lección cutánea grave, hay que preguntarle que se la causo”.

Peimbert manifestó que sobre Tanivet y sus autoridades se dirigirá una de las recomendaciones más enérgicas que haya emitido la defensoría a su cargo. Incluso, ahondo Peimbert, se ha aplicado ya al penal femenil, el Protocolo De Estambul, manual de la ONU para la investigación y documentación de la tortura y otros tratos y penas crueles y degradantes.

“Hay que buscar indicios que nos hablen de tortura, no quiere decir que esta exista, pero queremos descartarla”.

El defensor apuntó que, se torna fundamental que las personas que están a cargo de centros de readaptación social tengan las características psicologías y de formación aptas para lograr ese efecto de readaptación social que en teoría debe privar en un centro penitenciario.

Peimbert consideró que el conflicto de Tanivet y el de la Secretaría de Seguridad Pública , que en días pasados incluyó huelga y balaceras entre cuerpos policiacos por intentos de desalojo, debe separarse, para que uno no pueda escudarse en la conflictividad del otro y viceversa.

Calvo consideró que el estado debe promover un mecanismo de reconciliación interna en la SSP, tanto en los policías que participaron en el conflicto como en quienes no lo hicieron. Pero que más allá de una operación cicatriz hacia el interior de la Secretaría, lo que hoy resulta fundamental es que los oaxaqueños tengan ya una certeza de su seguridad pública.

Precisó que si la SSP no logra la reconstrucción de su tejido interno de una manera rápida y efectiva, “lo que procede es la separación del cargo o lo que sea necesario, porque lo más grave aquí no es en qué nivel están las relaciones interpersonales de los policías, lo más grave aquí es que la ciudadanía no puede quedarse en un estado de desprotección e inseguridad pública”.

Para el defensor de los derechos humanos del pueblo de Oaxaca, lo que realmente está en juego en estos momentos, más allá de resentimientos policiales internos, es la seguridad pública del estado.