Estamos construyendo consensos: Gloria Zafra

0
36

“El mandato de los tribunales indica siempre estarse esforzando porque la elección se lleve a cabo, tenemos que procurar que las partes en conflicto encuentren caminos de solución, para evitar que nombramientos externos, como son las figuras de los administradores se prolonguen, sean temporales y sean las mismas autoridades quienes puedan elegir a sus autoridades”.

Así define su función , Gloria Zafra, directora ejecutiva del área de sistemas normativos internos (anteriormente denominados Usos y Costumbres), del Instituto Estatal Electoral de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), y si se toma en cuenta que de los 570 municipios que tiene Oaxaca, 417 se rigen bajos los sistemas normativos internos, la tarea para Zafra se antoja bastante demandante .

“Tenemos la facultad de establecer mesas de diálogos, para la construcción de consensos y para que estos municipios adecuen su normatividad, su ordenamiento en base a los derechos que están tutelando los magistrados de los tribunales y el consejo general del IEEPCO “

Zafra comenta además que hay municipios que tienen elecciones cada año, o cada dos o cada tres, y que en los sistemas normativos internos la ciudadanía se adquiere en base a la obligación que las personas que forman parte del municipio, detentan , pues van adquiriendo derechos al mismo tiempo que contraen obligaciones a través del sistema de cargos

“Actualmente existen once municipios por elecciones extraordinarias en sistemas normativos internos a través de las sentencias que nos han mandado los tribunales” explica la funcionaria electoral

“San Mateo del Mar, Tataltepec de Valdez, San Miguel Tlacotepec, Tepelmeme Villa de Morelos, Santo Domingo Nuxaa , San Martin Toxpala, Mazatlán Villa de Flores, San Miguel Santa Flor, Santiago Atitlán, Satiago Yaveo y San Juan Yucuita”

“En estos tres últimos la sentencia o los dictámenes van en el sentido de hacer mediación, de trabajar para la siguiente elección. En los otros si son elecciones extraordinarias”

Puntualizó que de acuerdo a la ley es al congreso del estado al que le corresponde nombrar administradores en los municipios con elecciones impugnadas y cita dos casos como ejemplo de los casos resueltos este año por la dirección que preside.

Uno es San Antonio de la Cal, cuyo problema se suscitaba de una diferencia interna entre los mismos grupos hacia el interior del pueblo dando por resultado una revocación de mandato, una nueva elección y una garantía del IEEPCO un respeto a la participación de todas las corrientes. El otro caso, bastante sonado, fue el de San Bartolo Coyotepec

“Ahí un grupo de mujeres interrumpe la asamblea después de que se nombró al síndico y al presidente municipal y pide su derecho a participar, a votar y ser votadas. Se dan una serie de acusaciones mutuas, de descalificaciones. Las mujeres se salen de la asamblea, esta sigue su curso, se elige al cabildo. Las mujeres se inconforman y se emite un mandato para una elección extraordinaria. “

“Se votaron en todas las ternas a mujeres, pero en ninguna queda una mujer. Ellas se vuelven a inconformar, y la sala superior del tribunal vuelve a revocar la elección y mandata al IEEPCO para sensibilizar a la población y dar información sobre los derechos de las mujeres , y construir una opción que permite finalmente desde la ciudadanía , desde el propio municipio, respetando sus propias normativas, la presencia de cuatro mujeres en el cabildo”.

Respecto a los problemas postelectorales surgidos en Ánimas Trujano por las diferencias entre facciones de pobladores cuya belicosidad llevó a cancelar una asamblea donde se pretendía nombrar a un síndico y a tres concejales, Zafra comenta:

“Ahí el problema es entre los avecindados y la cabecera (los originarios del pueblo). En esta última elección se empieza a contemplar una participación de los avecindados, y lo que sucede es que queda como presidente una persona que tiene una votación muy fuerte de este grupo, y ese diferendo los ha llevado a la rispidez y a la tensión “

Al cuestionársele sobre las estrategias del IEEPCO para hacerle frente a escenarios postelectorales tan enrevesados, Zafra considera:

“Lo primero es hacer del conocimiento de las partes que contamos con lineamientos de mediación. Estableciendo con las partes en conflicto que pertenecen a un sistema que esta tutelado por la constitución y por tratados internacionales”.

“Y después (y lo más importante) sacar de la propia fuerza y normatividad del municipio, aunque no esté escrita, su propia fuente de solución del conflicto. Tres, cuatro elecciones anteriores, como le hicieron, ¿cómo resolvían el conflicto? Primero aquí es reconocer que la unidad municipal es más que la cabecera”.

“Quienes estén como representantes o líderes, tendrán que anteponer el bienestar del municipio y de la convivencia para poder sentarse a dialogar, y para poder ver cómo ha sido la vida del municipio, y como hay cosas que ni una parte ni otra, pueden trastocar “