Semana Santa en Juchitán; Domingo de Ramos y Miércoles Santo

La ciudad de Juchitán Oaxaca ubicada en el Istmo de Tehuantepec se ha caracterizado por su enorme apego a la cultura y tradiciones y dentro de las actividades que mayor atracción tiene para el municipio; es la Semana Santa.

“Aunque el festejo de Domingo de Ramos y Miércoles Santos es una actividad que se lleva a cabo en la ciudad de Juchitán desde hace más de 100 años, no se tiene registro del primer año que se realizó, sin embargo de acuerdo a los historiadores es una tradición de los antepasados que dejaron una excelente actividad que ha pasado de generación en generación y que se disfruta mucho”, refiere Don Fidel Sánchez, cronista del municipio.

Con la visita a sus muertos, los indígenas dan inicio la Semana Mayor, y celebran a la par el inicio del año nuevo zapoteco, es por ello la celebración de este día tan especial en la Heroica ciudad Juchitán de Zaragoza.

El festejo de Domingo de Ramos y Miércoles Santo ha sido por años uno de los más representativos en el Istmo de Tehuantepec, se realiza en la “semana mayor” y es un festejo que se lleva a cabo en los panteones que se localizan en la ciudad.

“Las familias acuden a la sepultura de sus familiares, compañeros o amigos difuntos como una muestra de que siguen estando juntos aún después de su muerte. Las familias llevan sus ramos de flores en donde son muy comunes los tulipanes, la flor de coros, el jazmín, el guie chachi (flor de mayo), el eneldo, cordoncillo y la famosa rama de albaca que aromatizan el sepulcro del difunto”, comenta el cronista.

A esta visita o no pueden faltar las veladoras, el incienso, los refrescos, cervezas y los característicos tamales de iguana que entregan las familias de los difuntos a los visitantes.

Las personas se instalan en las sepulturas y disfrutan de un día largo que comienza a partir de las 6 de la mañana y terminar al día siguiente.

En las sepulturas es muy común escuchar el sonar de las guitarras que armonizan las melodías que disfrutaba el difunto y a los niños andar de arriba abajo entre las sepulturas jugando con las espumas o los huevos llenos de confeti, además de subirse a los juegos mecánicos que se instalan en el lugar.

El Domingo de Ramos y el Miércoles Santos es sin duda un día en donde los antojitos típicos de la región son parte de la celebración, en las inmediaciones del panteón se pueden encontrar una variedad de puestos con las famosísimas garnachas con su repollo y queso, las tlayudas, molotes, tacos, pollo garnachero y sin duda los tamales de iguana o de pollo.

Por otro lado también se exhiben los postres típicos como el dulce de limón con coco, el coyol y las regañadas.

Preparativo

“Los preparativos para la celebración del miércoles santo en Juchitán comienza una semana antes de la semana santa, las familias acuden con palas, machetes y pintura para realizar la limpieza en las sepulturas de sus familiares.

La Presidencia Municipal apoya con camiones de basura que realizan la limpieza en los pasillos por donde caminarán las personas, además de proporcionar las pipas de agua que abastecen los tanques del panteón para que sea utilizada por las personas” refiere don Fidel.

La seguridad está presente en todo momento en el panteón por policías municipales para que no haya problema alguno.