Trabajan México y EU para evitar restablecer suministro de fentanilo: Bárcena

La Jornada

La pandemia del Covid-19 afectó las cadenas de suministro de fentanilo, cuyos precursores venían fundamentalmente de Asia, por lo que México y Estados Unidos ya trabajan en estrategias conjuntas para evitar que esas rutas delincuenciales se restablezcan.

Así lo aseveró la embajadora mexicana en Estados Unidos, Martha Bárcena, quien destacó que también hay una buena cooperación bilateral para seguir el dinero de las organizaciones criminales transnacionales y luchar contra ellas.

En un panel virtual convocado por US-Mexico Foundation y el Instituto México del Centro Wilson, donde también participó el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau y ex diplomáticos de ambas naciones, Bárcena indicó que las cadenas de precursores de esa droga sintética –una de las más adictivas y mortíferas que existen, pues en el país del norte causa 170 muertes al día por sobredosis— se vieron afectadas por el cierre de las fronteras a causa del Covid-19.

“En el tema de seguridad y drogas, estamos trabajando muy duro en el contexto del grupo trilateral básicamente en el fentanilo, porque uno de los resultados que vimos con la pandemia del Covid-19 es que las cadenas de suministro del fentanilo fueron afectadas por los efectos del coronavirus. ¿Qué nos dice eso? Que los precursores venían de Asia. Así que, si las cadenas de suministro fueron afectadas, no deberíamos permitir que se reconstruyan. Necesitamos trabajar en eso”, subrayó la embajadora mexicana.

Una de las medidas que ambos países discuten, dijo, es alinear la lista de precursores del fentanilo para evitar el traspaso de los productos con los que se fabrica la droga.

En el combate a las finanzas del crimen organizado, detalló que se da seguimiento al dinero de los cárteles, congelado sus cuentas y las de personas involucradas con éstos. “Estamos trabajando para que en el futuro no sólo congelemos las cuentas, sino para también recuperar ese dinero y las propiedades” adquiridas por los crimen y por actos de corrupción, incluida la política.

Lamentó que el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, no haya podido acompañar a la delegación mexicana que fue encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador en la visita de trabajo que realizó el 8 de julio a Estados Unidos.

En materia comercial, Bárcena habló que reorganizar las cadenas de suministro y definir los sectores prioritarios para México y Estados Unidos tras el Covid-19 será todo un reto y desmintió que China tenga grandes inversiones en nuestro país. “Es principalmente una inversión de los Estados Unidos y Europa, principalmente España, Alemania, Países Bajos y Reino Unido”.

Por su parte, el embajador de Estados Unidos en México consideró que la relación bilateral es la más importante en el mundo para ambos países y confió en que con el tiempo ésta se vuelva más fuerte.

Aseveró que poco a poco retoma sus actividades presenciales, por lo que pronto estará en Chihuahua –donde debido al Covid-19 el gobierno estatal impuso reglas para reducir la presencia en las armadoras de piezas automotrices y otras maquiladoras, lo que ha afectado a varias empresas estadunidenses.

“Será la primera visita que haré desde que comenzó la pandemia. No podemos quedarnos en casa para siempre, siendo prudentes y siguiendo los protocolos podemos salir”, afirmó.