Recomienda IMSS no automedicar a menores

La automedicación es un mal hábito adquirido por la población al pensar que lo que le hace bien a una persona, puede ayudar a sanar a otra. Sin embargo, el hecho de tomar medicamentos sin ninguna supervisión médica puede traer serias consecuencias a la salud, en especial a los menores de edad.

Al respecto la doctora Perla Vázquez Altamirano, coordinadora de Prevención y Atención a la Salud del IMSS, refiere que, los padres de familia deben abstenerse de suministrar cualquier medicamento a los infantes, pues la maduración de los órganos se produce desde el nacimiento hasta la pubertad, haciéndolos durante esta etapa mucho más propensos a padecer enfermedades causadas por mal suministro de fármacos.

La inmadurez de los órganos también condiciona el comportamiento de éste dentro del organismo, y, por lo tanto, es diferente en niños que en adultos.

Asimismo, sugirió a los padres de familia tener mucho cuidado cuando suministren por primera vez un medicamento a sus hijos, pues podrían surgir efectos secundarios. Por lo que destacó que si notan que presenta dificultad para respirar, hace un silbido al respirar, o sufre un dolor agudo después de ingerirlo, deben llevarlo de manera inmediata con su médico familiar.

La especialista del IMSS, comentó que existen recomendaciones para que los menores tomen de forma correcta el medicamento; ya que dosis va a depender de la edad y peso del menor.

Finalmente, la coordinadora de Prevención y Atención a la Salud del IMSS, exhortó a los padres de familia a que, ante cualquier malestar de los menores, acudan con el especialista, quien determinará el tratamiento adecuado, así como la cantidad y los días en los que deberá suministrarse.