Pumas y América regalan un intenso empate

Excélsior

Clásico o no, el partido del que se habló prácticamente toda la semana entre los Pumas y el América, tuvo un sabor de liguilla por el esfuerzo que hicieron los dos equipos por ganarlo y el ambiente que se vivió en un repleto estadio Olímpico Universitario.

Auriazules y azulcremas terminaron repartiéndose el paquete, luego de empatar a tres goles en el encuentro correspondiente a la jornada nueve de la Liga MX.

Las ‘Águilas’ no sólo se sobrepusieron a sus propias ausencias entre lesionados y expulsados, sino también a un gol tempranero del defensa central argentino Nicolás Freire. El hombre que suplió la baja del expulsado, Luis Quintana anotó de cabeza al minuto siete tras el centro de su compatriota Ignacio Malcorra.

Universidad tuvo que hacer un cambio obligado a la media hora de juego. Marco García salió en camilla y su lugar lo tomó Leonel López. Una jugada después, el examericanista perdió el balón y posteriormente se originó la falta que terminaría en el gol del empate momentáneo, anotado por Leonardo Súarez.

Pero las emociones más intensas estaban reservadas para los últimos veinte minutos del segundo tiempo. Al 72’, el portero de los locales, Alfredo Saldivar le regaló el balón al delantero rival, Federico Viñas y él no perdonó.

No obstante, en dos minutos Pumas había gestado la heroica remontada. Malcorra empató al 82’ y Juan Ignacio Dinenno recuperó la ventaja al 84’.

Cuando el Estadio Olímpico Universitario se caía de alegría, Henry Martín se encargó de apagar la fiesta marcando el 3-3 definitivo en la última jugada del partido.

Clásico o no, Pumas y América protagonizaron el partido más vibrante del torneo apenas en la jornada nueve.