Concluye Feria Internacional de la Música para Profesionales en Jalisco

Guadalajara, Jal.  Al concluir los cinco días de la Feria Internacional de la Música para Profesionales (FIMPRO) 2019, el saldo informado por los organizadores fue la presentación de al menos 32 agrupaciones y profesionales de la industria provenientes de Argentina, Canadá, Chile, Colombia, España, Estados Unidos y México conjuntaron a unas mil 200 personas dentro del programa de actividades.

Teniendo por sede el edificio Arroniz de la Secretaría de Cultura Jalisco y el Conjunto de Artes Escénicas de la Universidad de Guadalajara, unos 500 líderes de las artes escénicas también se dieron cita en la ciudad ya que a la par de la FIMPRO se realizó el congreso de la Sociedad Internacional para las Artes Escénicas (ISPA, por sus siglas en inglés).

Esto propició un diálogo entre profesionales de la industria de la música y las artes escénicas que fue resaltado como otro de los logros que dejó esta reunión musical en la que además de grupos hubo también numerosas reuniones que terminaron en acuerdos, estrategias, cuestionamientos y reflexiones alrededor de la producción, difusión, presentación y manejo de la música.

“Estamos más que contentos con el resultado, dio un balance muy positivo y se tuvo una gran impresión de crecimiento de la feria y de lo importante que está ocurriendo en Guadalajara como centro cultural a escala de México y América Latina”, dijo el director de la FIMPRO, Sergio Arbeláez.

Destacó el “descubrimiento” de muchos talentos, entre ellos La Bruja de Texcoco, y se consolidó la admiración hacia figuras consolidadas como Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacvba, y el actor y director Diego Luna, quienes participaron en el ISPA.

Arbeláez también destacó la presencia en los distintos foros de agrupaciones femeninas como Neptuna, de México, y las argentinas Ligas Menores y Dat García.

Dijo que entre los países que tuvieron mayor participación fueron España y Canadá, en especial este último cuyos showcases “dejaron mucho de qué hablar”, gracias a grupos como Five Alarm Funk y Digging Roots.

La Jornada