Próxima legalización del cannabis en Canadá impulsa las acciones en Nueva York

La Jornada.

Nueva York. Los inversionistas en Wall Street no pueden resistirse a la mariguana. Las acciones de empresas relacionadas con la yerba han aumentado hasta 10 veces su valor de mercado en medio de la euforia por el cannabis, a medida que algunos gobiernos se alistan para aprobar su uso con fines terapeúticos y recreativos.

Miles de millones de dólares han sido canalizados a estas acciones en los meses recientes porque los inversionistas confían en las oportunidades que podrían tener estas compañías conforme crezca el mercado de la mariguana en Canadá, que el 17 de octubre se convertirá en el segundo país del mundo en legalizar el cannabis recreativo, cinco años después que Uruguay. Y esperan que países como Estados Unidos sigan sus pasos.

La acción de Tilray, una firma canadiense que cotiza en Nueva York, ha aumentado más de 10 veces su valor desde que comenzó a cotizar en la bolsa hace apenas dos meses. La empresa tuvo 20 millones de dólares en ventas durante 2017, debutó en Wall Street a mediados de julio con un precio de 17 dólares y ahora tiene un valor bursátil de 20 mil millones de dólares.

Las acciones de Tilray llegaron a subir el martes 29 por ciento tras obtener el permiso de las autoridades sanitarias de Estados Unidos para enviar cannabis de uso terapéutico para ensayos clínicos.

Su presidente ejecutivo, Brendan Kennedy, declaró que vendedores de bebidas alcohólicas y laboratorios farmacéuticos quieren entrar al negocio del cannabis.

Kennedy indicó que las farmacéuticas precisan protegerse ante el riesgo de que el cannabis sustituya, por ejemplo, a los analgésicos. Creo que todas las empresas distribuidoras de alcohol deberían entrar en el sector, aseveró.

Es buena oportunidad a escala mundial, pues el cannabis se encamina a generar un volumen de negocios de 150 mil millones de dólares, apuntó.

Constellation Brands, dueña de las cervezas Modelo y Corona, invirtió hace unas semanas 4 mil millones de dólares en la canadiense Canopy Growth. La cervecera Molson Coors también buscó una alianza con Hydropothecary para fabricar bebidas con infusión de cannabis.

Coca Cola aseguró el pasado lunes que estudia la creciente utilización mundial del cannabidiol o CBD, un componente no sicoactivo de la mariguana, como ingrediente de algunas bebidas.

Eso sería una forma de volver a los inicios de Coca Cola, que tenía algo de cocaína cuando fue inventada. Tras conocerse que la trasnacional estaba en pláticas con Aurora Cannabis, sus acciones en Canadá se dispararon.

La industria del cannabis es un sector que evidentemente observamos, la cuestión es saber en qué punto se normalizará, expresó Quincy Krosby, directora de inversiones de la firma Prudential.

A su juicio, los inversores se enfriaron cuando un artículo mencionó la posibilidad de que quienes participan en la industria de la mariguana tendrían problemas para entrar a Estados Unidos, cuyas leyes federales prohíben el cultivo, venta y utilización de la yerba, aunque 29 estados autorizan su uso médico y unos pocos el consumo recreativo.

Otros actores del mercado miran con escepticismo el auge del cannabis en Wall Street. El movimiento de Tilray está más allá de toda comprensión, aseveró la sociedad Citron Research, que considera que este envión de las empresas dedicadas al cannabis ha generado una burbuja.