Ciencias, segunda vuelta de una guerra preelectoral por el control de la UABJO

Por Rodrigo Islas Brito

Según Raúl Contreras Medina, director de la (por segunda vez) tomada Escuela de Ciencias de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), la persona que está detrás de la toma de la institución es el padre del actual rector de la universidad, Eduardo Martínez Helmes, el exrector Abraham Martínez Alavés.

“La franca actitud porril con la que tomaron la escuela, nos hace ver que el está detrás. ¿Quién les da de comer a todos los que están allá adentro? ¿de dónde viene todo ese dinero? El maestro Abraham está detrás moviendo los hilos”

Contreras asegura que, el padre del rector mira a la UABJO como una universidad de su propiedad. “Lo podemos constatar si empezamos a revisar los puestos de directivos importantes que tiene la universidad. Pues vamos a ver que por acá esta su ahijado, acá esta su hijo, su otro hijo, su sobrino y hasta su primo”.

Afirma que, las personas que están detrás de esta segunda toman de la Escuela de Ciencias de la UABJO están muy firmes en pedir su cabeza, pero asegura que no obstante él en definitiva no piensa renunciar. “Fui elegido democráticamente”.

“Me pueden obligar a renunciar siempre y cuando el Consejo Técnico se reúna en pleno y todos sus integrantes estén de acuerdo en removerme. Esa es una situación que de entrada ahorita no va a pasar, pues también tenemos el problema de las elecciones que del Consejo Técnico se realizaron en octubre”.

Contreras plática que dicha elección no se hizo un adecuado conteo de la urna del consejero de la carrera de computación, asegurando que la decisión final sobre que pasará sobre esa urna corresponderá al Consejo Universitario en pleno.

“La toma se inició el viernes de la semana pasada en la noche cuando llegaron un grupo de ocho encapuchados exigiéndole al velador que se retirara. El, cuándo se va retirando nota que llegan más personas en motos y en automóviles”.

“El sábado en la mañana nos presentamos a dialogar, el biólogo Fernando Huerta, a quien días antes había removido de su cargo de coordinador de biología por que no hacia su trabajo, dos argumentó que la toma era porque la Escuela de Ciencia se había salido de la plataforma del Sistema Institucional de Control Escolar (SICE)”.

Contreras Identifica a Huerta como operador de Keyla Eugenio Cruz, quien resultara hace unos meses la candidata perdedora en las elecciones a la dirección, de la Escuela de Ciencias, situación que derivó en que ella y su grupo, entre alumnos y maestros afines a su causa, tomaran por primera vez las instalaciones de la escuela durante más de un mes.

“La toma la hacen treinta alumnos. La salida de la Escuela de la plataforma del SICE, fue decisión mía, haciendo uso de las facultades de mi puesto”.

“Huerta y los alumnos que están con él, dicen que al salirnos de esta plataforma el alumnado completo de la Escuela de Ciencias va a perder el registro de sus calificaciones y sus derechos como parte de la universidad. Que la Escuela se tiene que quedar en el SICE para que los alumnos sean reconocidos como universitarios, lo cual es una mentira total”.

Cita el caso de la Facultad de Medicina que no está incorporada al SICE y cuyos médicos egresados salen de ahí perteneciendo totalmente a la universidad.

“El mismo caso sucede con la Prepa Seis. Huerta, la bióloga Eugenio y sus secuaces también dicen que por no estar en el SICE los alumnos de Ciencias van a perder su seguro medico facultativo que por derecho les corresponde, pero los alumnos de la Prepa seis son el ejemplo vivo de que eso no es más que otra de sus falacias”.

A la pregunta de porque se salió del SICE, Contreras argumenta que fue porque buscaba mejorar las condiciones de la formación de los grupos y buscando transparencia en el proceso de las calificaciones.

“El SICE se ha prestado a tráfico de calificaciones, cobran quinientos pesos por modificarlas. También han desaparecido alumnos del sistema a placer y conveniencia “

Acusa que Abraham Martínez Helmes , el hermano del rector Eduardo Martínez Helmes, como director de Redes es la persona que está al frente del SICE.

“El hecho de que ya lleve ahí más de diez años ha traído el descontento de escuelas y facultades”.

“El SICE no le mando a la coordinación de becas una lista de alumnos que iba a servir de base para las solicitudes de becas. Como resultado de su retraso e indolencia, la lista se solicitó por segunda vez desde septiembre. El resultado fue que como no se pudo cumplir con los tiempos porque el sistema a cargo del hermano del rector nada más no quiso hacerlo, de casi 200 alumnos becados que teníamos la lista se redujo a 91 alumnos”.

“El hermano del Rector es un señor muy poco formal en cuanto a los procedimientos de los tramites, siempre todo lo trató de manera verbal sin involucrar oficios de por medio. Nosotros si le mandamos un oficio donde le especificamos que si no dejaba atrás sus retrasos en los próximos tres días, íbamos a dejar de utilizar esa plataforma, y eso hicimos”.

Contreras va al punto y acusa que el hermano del Rector tenía la instrucción de entorpecer los procesos de la Escuela de Ciencias.

“Dejamos de utilizar la plataforma básicamente porque sabíamos que nos iban a seguir obstaculizando”.

Dice que cuando recién tomó posesión en su puesto el grupo de Keyla Eugenio, les quería meter a un porro en la Escuela y que un cuantioso grupo de maestros de biología, computación y física la apoya.

Sobre la acusación puntual de que él y su equipo utilizan cuentas bancarias para desviar dinero de las inscripciones, Contreras argumenta

“Se trata de una cuenta que requerimos para el pago de las inscripciones, la bióloga Keyla y su grupo han empezado a decir que es una cuenta a mi nombre y al de Antonio Sánchez” (director de Control Escolar, puesto en el que antes estaba Keyla Eugenio, a quién Contreras asegura también haber removido “por razones de que nunca estaba en su oficina”).

“Ese número de cuenta le fue otorgado a Sánchez por el secretario de Finanzas de la UABJO, Saúl Centeno. El dinero el banco no me lo da directamente a mí o a la Escuela de Ciencias, todo tiene que ser vía tramite a través de la Secretaría del Finanzas y ellos son los que dan autorización para poder ocupar el dinero”.

Con las elecciones para una nueva rectoría programadas para el quince de mayo, Contreras considera que la toma de la Escuela de Ciencias bien podría prolongarse hasta esa fecha.

“Le estaríamos apostando al nuevo rector, pues Martínez Helmes nunca se mantuvo neutral, apoyó siempre a su sobrina Keyla Eugenio y a su grupo. Solo un nuevo rector vendría a destrabar el conflicto”.

Contreras acepta que, cuenta con el apoyo de Amílcar Sosa (líder de una fracción del STAUO, quien junto con el grupo de Keyla Eugenio se dividieron dos tomas consecutivas de Ciudad Universitaria, lo que se tradujo en días sin clase) y de diez escuelas y facultades, que hoy se encuentran en un lucha por el control de la UABJO con el grupo político de Eduardo Martínez Helmes, justo a las puertas de unas próximas elecciones de Rectoría, que se rumoran podrían adelantarse a marzo, con el fin de que no empaten con las elecciones estatales a gobernador, ediles y diputados locales.

Afirma que, con las instalaciones tomadas, algunas de estas escuelas les prestarían aulas para poder iniciar clases de la Escuela de Ciencias, ya sea este lunes o a más tardar en una semana.

“Para calificaciones estaríamos regresando al metido antiguo de elaborar las actas de calificaciones a mano. La Escuela se va a quedar con un cardex y el otro se le va a entregar al alumno”.

Contreras afirma que, será un gran reto logístico distribuir a 440 alumnos por los salones y las aulas de las tres o cuatro facultades que prestarán sus instalaciones a los alumnos de las cuatro licenciaturas de la Escuela de Ciencias de la UABJO, pero asegura que el semestre no está en peligro de perderse.

A todo este respecto, un catedrático de la UABJO que pide mantener su nombre en secrecía y que lleva tres lustros trabajando en la Universidad afirma que disputas como estas ya las ha visto en la institución otras cuarenta veces. Y resume:

“Aunque no deja de ser curioso, como una pequeña escuela de 440 alumnos se ha llegado a convertir hoy en botín y estandarte en la guerra que dos grupos de poder antagónicos sostienen por la disputan la sucesión rectora de una universidad pública, de la que se sabe que en total recibe del erario público más presupuesto que el municipio de la Ciudad de Oaxaca”.

¿Y las y los alumnos?

“A ellos los seguirán utilizando para encabezar tomas y defensas”.