Gobierno de Oaxaca exhorta a dirimir controversias sin quebrantar la paz social

En relación a la confrontación suscitada esta mañana en las inmediaciones del Cerro del Fortín, entre un grupo de trabajadores de la construcción y transportistas agremiados a la Confederación de Trabajadores de México (CTM) con un grupo de ciudadanos simpatizantes del Patronato Prodefensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca (PROAX), encabezados por el pintor oaxaqueño Francisco Toledo, el Gobierno del Estado manifiesta su condena a todas las expresiones que limiten la libertad de expresión consagrada en el Artículo sexto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como todos aquellos actos de confrontación que polaricen la convivencia armónica de la sociedad.

Asimismo, se deslinda de los grupos de las dos organizaciones que protagonizaron la referida confrontación y descalifica las versiones en las que se asegura que se trata de grupos de choque financiados por la administración estatal.

Por ello, el Gobierno de Oaxaca hace un respetuoso y firme llamado a todas las organizaciones del estado para dirimir sus diferencias por el cauce de la institucionalidad y conducir el debate público sobre los asuntos de interés colectivo de manera respetuosa, sin utilizar la violencia física y verbal como herramienta para hacer valer sus opiniones y posturas sobre el quehacer gubernamental.

De igual forma, reafirma a la sociedad oaxaqueña su entera disposición para dar a conocer de manera pública y realista, todos los programas y proyectos de obra que actualmente se lleva a cabo.

Reitera también que su quehacer constructivo se realiza con pleno acatamiento de la normatividad federal, estatal y municipal vigente.

Asimismo, manifiesta que las obras que actualmente desarrolla, se ejecutan de conformidad a los compromisos que establece el Plan Estatal de Desarrollo 2010-2016, además de fundamentarse en las demandas, anhelos y expectativas de la sociedad oaxaqueña que en forma mayoritaria hizo posible la instalación del primer gobierno de alternancia en el estado.

No obstante, el Gobierno de Oaxaca refrenda su respeto absoluto a las expresiones críticas de la diversidad oaxaqueña, cuyas aportaciones y señalamientos fortalecen el proceso de toma de decisiones y el espíritu democrático de la autoridad estatal.