Hasta el miércoles validarán ley de disciplina financiera

El Senado cerró su periodo ordinario de sesiones sin hacer la declaratoria de validez de la reforma en materia de disciplina financiera de estados y municipios, pese a que 23 congresos locales aprobaron el cambio a la Constitución. El acuerdo es que la Comisión Permanente haga la declaratoria el miércoles de la próxima semana.

Así lo determinó la Mesa Directiva de la Cámara Alta, debido a que la declaratoria la debe hacer primero el Senado y luego la Cámara de Diputados, pero ante la falta de tiempo y condicionamientos políticos en el Congreso, se acordó cederle la facultad a la Comisión Permanente para que, en su primera sesión, ordene al Ejecutivo la publicación de la reforma en el Diario Oficial de la Federación y con ello comience el freno a las deudas desmedidas de gobernadores y alcaldes.

El presidente de la Cámara, Miguel Barbosa, afirmó a El Economista que la declaratoria de validez se frenó desde el pasado 16 de abril, porque quería esperar a que la mayoría de los congresos locales se pronunciara, al ser una reforma que repercute directamente en las entidades federativas.

Votos suficientes

En los últimos días, avalaron la reforma los congresos de Baja California, Jalisco, Sinaloa, Sonora y Zacatecas.

Los cinco estados se suman a los 18 que la aprobaron antes del 16 de abril: Aguascalientes, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí y Tamaulipas.

Aunque Baja California Sur, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Yucatán no la han aprobado, la reforma ya tiene lo que se requiere para ponerse en práctica, ya que se necesitan al menos 17 votos estatales.

Mientras no se haga la declaratoria de constitucionalidad, los cambios no se podrán publicar en el Diario Oficial de la Federación y con ello se postergarán las obligaciones inmediatas en materia de deuda de estados y municipios.

Límites

Una de las obligaciones inmediatas es que gobernadores y alcaldes envíen al Ejecutivo federal y al Congreso de la Unión, en un plazo de 60 días naturales, un informe sobre todos los empréstitos y obligaciones de pago vigentes.

También tendrán un mes para reportar al Congreso las deudas con garantía federal y sujetarse a la información extra que les soliciten las comisiones tanto de la Cámara de Diputados como la de Senadores, esto mientras se redactan las leyes secundarias.

Alerta Fitch de un aumento de hasta 15% en niveles de deuda subnacional

La menor disponibilidad de recursos públicos de la Federación, que son la principal fuente de ingresos para los gobiernos estatales, podría motivar un aumento del endeudamiento de los estados de entre 10 y 15% para este año, advirtió la calificadora Fitch Ratings.

Esta expansión de la toma de deuda no tendría implicaciones negativas desde el punto de vista crediticio, siempre que quede documentado su uso para obras públicas multiplicadoras de crecimiento, matizó el director de Finanzas Públicas para América Latina, Humberto Panti.

En conferencia de prensa, advirtió que la atención de la agencia estará puesta para el año entrante, en el manejo de las arcas hacendarias locales, pues se prevé una mucho menor disponibilidad de recursos.

De acuerdo con el analista, sería importante que los gobiernos locales comiencen desde ahora a asumir medidas de prudencia en la planeación del presupuesto para el 2016, pues tendrían tiempo suficiente para ajustar su gasto o incluso, implementar medidas que les permitan la generación de ingresos propios.

“Para el 2016 sí es una incógnita, pues algunos programas etiquetados podrían tener algunas reducciones –resultado del proceso de ajuste al que está sometiendo el gobierno federal al presupuesto- y la visión de Fitch es que deben prepararse para este entorno, para ir ajustando sus presupuestos”, expresó.

En febrero pasado, Moody’s difundió un comentario especial en el que dijo que la deuda de seis estados podría aumentar hasta 15% este año, resultado del proceso electoral que enfrentarán y ajustes al gasto.

Se trata de Baja California Sur, Campeche, Colima, Guerrero, Michoacán y Sonora, que son “entidades con antecedentes de débil control de deuda durante periodos electorales”.

Salvavidas

El analista explicó que la Recaudación Federal Participable tiene un componente muy importante de ingresos petroleros, los cuales se verán afectados por la caída del precio internacional.

Sin embargo, dijo que a diferencia del pasado, la presión de las participaciones federales podría compensarse con el IEPS de las gasolinas.

“En otros años fue negativo o marginal el IEPS, pero ahora como son caras las gasolinas –en México-, se está generando un IEPS positivo, que va a aminorar el impacto negativo de las participaciones. Tenemos además los fondos de estabilización, con un monto de 36,000 millones de pesos que pensamos se utilizará para aminorar el comportamiento de las participaciones”, detalló.

Sobre el eventual reconocimiento del DF como una entidad federativa, reconoció que no hay, hasta ahora, un impacto crediticio claro, pues quedan al aire una serie de dudas que no permiten tener una visión mayor.