Juan Díaz Romero: un honor ser considerado Ciudadano de Antequera

Este jueves, el Presidente Municipal Javier Villacaña recibió la visita del ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan Díaz Romero quien le externó su enorme agradecimiento al Honorable Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez por la distinción de Ciudadano de Antequera que le será otorgada el próximo viernes en el marco de la sesión solemne conmemorativa al 482 aniversario de la ciudad.

Durante el encuentro efectuado en el Palacio Municipal, el ministro en retiro -originario de la región de la Mixteca- relató al mandatario capitalino parte de su exitosa trayectoria profesional, que ha llevado el nombre de Oaxaca a la tribuna de justicia más alta del país.

En compañía de los demás integrantes del Cabildo, el edil capitalino reiteró el respeto y admiración del Ayuntamiento y Pueblo de Oaxaca de Juárez a los logros alcanzados por el ministro Díaz Romero en la construcción de principios básicos de impartición pronta y expedita de la justicia en el ámbito nacional.

Amable y sonriente, Don Juan Díaz Romero expresó su enorme sorpresa por la llamada del Presidente Municipal, quien le informó que recibiría una condecoración a nombre del Ayuntamiento y Pueblo de la capital. “No me lo esperaba, es un honor ser considerado Ciudadano de Antequera”, señaló antes de recorrer nuevamente los pasillos del edificio municipal donde –recordó- curso su formación secundaria cuando fuera la Escuela Normal Mixta, en el año de 1947.

El ministro en retiro Juan Díaz Romero, quien nació en la Hacienda de Jicaltepec, cerca de Putla de Guerrero, consideró un honor recibir la distinción de Ciudadano de Antequera, pues la capital oaxaqueña fue testigo de su amor por el derecho y la jurisprudencia, al ser la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, semillero de su formación profesional.

Gracias a su perseverancia y determinación, Juan Díaz Romero logró un desarrollo profesional brillante. Sirvió como juez local y federal hasta convertirse en Ministro de la Suprema Corte de la Nación, responsabilidad que desempeño durante 20 años, retirándose de la máxima tribuna de justicia en el año de 2006 y sirviendo a la Nación desde el ámbito de la cátedra y la exposición hasta el año 2012, cuando fue su retiro definitivo.