Sobre peso y obesidad, principales causas de enfermedades crónicas: IMSS

Con la recomendación de que se debe evitar la comida “chatarra” y hacer más ejercicio, la Oficina de Representación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Oaxaca hace un llamado a la población derechohabiente para que mejore sus hábitos alimenticios, así como prescindir de los alimentos con altos contenidos de grasas, carbohidratos y azúcares, ya que son los principales motivos del sobrepeso y la obesidad.

Se estima que el setenta por ciento de los adultos mayores y el cincuenta por ciento de los hombres de 30 a 59 años no realizan ninguna actividad física frecuente, lo cual, aunado a una alimentación poco saludable, los hace propensos a desarrollar enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión, problemas cardiovasculares e incluso, algunos tipos de cáncer.

La supervisora de Nutrición de la Jefatura de Prestaciones Médicas, Adela Montserrat Vásquez, explicó que los malos hábitos de vida inician desde temprana edad, y citó como ejemplo que, alrededor del 28 por ciento de los adolescentes consumen frituras y refrescos diariamente, además de permanecer sentados muchas horas frente al televisor o a la computadora, entreteniéndose con juegos electrónicos.

Añadió además que el 17 por ciento de los niños ingieren alimentos pocos nutritivos, casi desde recién nacidos. Es por ello que, el IMSS recomienda a la población haga cambios en su alimentación, y realice activación física desde temprana edad, enfatizó.

Dijo que, de acuerdo con los reportes de los módulos de PREVENIMSS en los que se evalúan aspectos de nutrición, sobrepeso y obesidad, el segmento de la población más sedentario lo representan los adultos mayores; pero que éstos, en su mayoría, comenzaron a los 45 años, o antes, a tener problemas de salud por la falta de ejercicio, y es al llegar a los 60 cuando la diabetes, la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares hacen su aparición.

La especialista en Nutrición destacó que la importancia de realizar ejercicio radica en lograr que el adulto mayor tenga más fuerza muscular y movilidad, así como mantener un peso adecuado, con lo que va a mejorar el trabajo del corazón para regular la presión arterial y disminuir la posibilidad de tener infartos, además de algunos tipos de cáncer, principalmente el de colon.

Recomendó que además de cuidar la alimentación diaria, se debe practicar alguna actividad física como: caminar, trotar, correr, andar en bicicleta o nadar; lo que también les ayudará a disminuir la tensión nerviosa. “Todas las personas que practican algún ejercicio se sienten más saludables en comparación de quienes no realizan ninguna”, dijo la especialista del IMSS.