Murat pudo evitar masacre en San Mateo del Mar; SEGEGO y la SSP fallaron

Maribel Martínez/RIOaxaca

Oaxaca de Juárez. El gobierno de Alejandro Murat Hinojosa pudo evitar la masacre de 15 personas que fueron torturadas y quemadas en vida en la localidad de San Mateo del Mar el pasado 21 de junio; sin embargo, la Secretaría General de Gobierno y la Secretaría de Seguridad Pública no cumplieron con los acuerdos para brindar seguridad en la zona previo al enfrentamiento entre ciudadanos. 

De acuerdo con documentos en poder de RIOaxaca, la Secretaría General de Gobierno (SEGEGO) a cargo de Héctor Anuar Mafud, se comprometió, en una mesa de trabajo, desde el pasado 26 de mayo con autoridades comunitarias de Huazatlán del Río, el alcalde constitucional de San Mateo del Mar, Colonia Juárez, Costa Rica, Colonia San Pablo y Cuauhtémoc a realizar operativos de seguridad con elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Guardia Nacional. 

En la minuta de fecha 26 de mayo -y en la que estuvo presente el titular de la SEGEGO- pero firmada por Carlos Alberto Ramos Aragón, subsecretario de la dependencia y por Adán Ojeda Alcalá, director de peticiones y orientación de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, el gobierno de Murat Hinojosa se comprometió a realizar en “ese lugar y o en el que estratégicamente se determine, las operaciones necesarias para mantener la paz y el orden”. 

En tanto que, las comunidades de Huzatlán, Colonia Juárez, Costa Rica, Colonia San Pablo y Cuauhtémoc “colaborarían” en todo momento con la Guardia Nacional y SSP.

Huye Guardia Nacional y SSP horas antes de la masacre

Por otra parte, el día de los hechos donde fueron asesinadas dos mujeres y 13 hombres en Huazantlán del Río; elementos de la Guardia Nacional y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública destaca mentados en Salina Cruz huyeron del lugar. 

En un comunicado del pueblo Ikoots, firmado por Esteban Antillón Buenavista, alcalde único constitucional de San Mateo del Mar; el agente municipal de Huazatlán del Río, José Luis Chávez Salinas; Mauricio Rangel González, de Colonia Juárez, jefes de varias secciones, entre otros, narraron los hechos.

En la misiva se advirtió que los uniformados estuvieron presentes en la localidad previo a los hechos violentos y acusaron que el gobierno del estado firmó un acuerdo el pasado 3 de mayo para promover la paz y la gobernabilidad en la zona; sin embargo, se trató de promesas. 

Asimismo, narraron que el pasado 21 de junio, un camión de la guardia nacional y 4 unidades de motor de la policía estatal abandonaron el lugar donde horas más tarde sería el enfrentamiento entre civiles.

“Los cuerpos de seguridad, lejos de mantener el orden y garantizar la seguridad de las personas, con golpes y gas lacrimógeno y detonaciones de armas de fuego se abrieron paso entre la gente que pedía ayuda, abandonaron a las personas que se comprometieron a escoltar. Salieron del territorio municipal, dejando la incertidumbre y la violencia al pueblo y en medio del enfrentamiento que propició el presidente municipal Bernandino Ponce Hinojosa”, denunciaron.

Cabe destacar que horas más tarde del enfrentamiento, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, ordenó una operación de seguridad en dicha localidad, coordinada por el secretario de Seguridad Pública, Ernesto Salcedo, quien se trasladó en helicóptero a esa población de la región del Istmo de Tehuantepec, al igual que funcionarios de la Secretaría General de Gobierno.